Chavistas supuestamente involucrados en propiedad de Línea Aérea “LaMia”

El avión siniestrado era una aeronave Avro RJ85, hecho acaecido en una remota zona a 3.300 metros de altura cuando estaba llegando a su destino en el aeropuerto de Rionegro a las afueras de Medellín, nos informó Alfredo Bocanegra director de Aeronáutica Civil de Colombia.
En relación a este suceso, se dicen muchas cosas extrañas del avión ‘El Merideño’ de la empresa, Lamia (Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación Compañía Anónima), cuya abreviatura comercial no tiene nada que ver, por lo menos en su origen, con la M de Margarita, sino con la M de la ciudad de Mérida, fundada en convenio con la República de China durante el mandato del gobernador chavista, Marcos Díaz Orellana con sede original en el Aeropuerto Alberto Carnevali en la ciudad de los Caballeros: por cierto este terminal, tiene dos años sin operar y algo curioso posee cinco años desde su creación la línea sin brindar sus servicios; pero se conoció a última hora que operaba desde Bolivia.
Supuestamente, los gobernadores oficialistas chavistas de Mérida, Nueva Esparta y Bolívar, Marcos Díaz Orellana, Mata Figueroa y Francisco Rangel Gómez, respectivamente, asumieron la propiedad de la empresa, cosa que no ha sido confirmada por ninguna fuente a este redactor; hipotéticamemte el dueño de la empresa es Ricardo Alberto Albacete Vidal, empresario venezolano al que se le vincula con un magnate chino acusado de corrupción, quien había informado que Lamia, ya estaba en fase de certificación y con un capital de 170 millones de dólares.
También rueda por los pasillos, que los verdaderos dueños de la compañía serían Marco Antonio Rocha y el piloto Miguel Quiroga, quien estaba al mando de la aeronave que cayó en Medellín.
Lamia recibió su primer avión, un ATR – 72 212A en agosto de 2009; sin embargo, dada la falta de permiso, el avión fue devuelto a su arrendador, abandonándose el proyecto inicial de la aerolínea destacó Humberto Araujo, dirigente del Movimiento Trujillanos Camino al Progreso en el año 2014, cuando advertido de presuntas irregularidades de la aerolínea.
Por otra parte, el pasado 21 de agosto de 2015, el diputado opositor del estado Mérida, Williams Dávila denunció que ese aeropuerto quedó para uso privado de jerarcas del gobierno.
Habla Lamia Corporation SRL
El director general de la compañía LaMia Corporation SRL, Gustavo Vargas afirmó que el conductor de la aeronave, Miguel Quiroga es el responsable del accidente aéreo; por no cargar combustible en Bogotá.
El gobierno de Bolivia se defiende
El ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros dijo que se investigará si en efecto hay un parentesco entre uno de los ejecutivos de Lamia, Gustavo Vargas Gamboa, y el director de Registro Aeronáutico Nacional de la DGAC, Gustavo Vargas Villegas, que según trascendió son padre e hijo.
El Gobierno decidió retirar el permiso de operaciones a la aerolínea Lamia y suspender a las autoridades del sector aeronáutico, mientras se investigan las causas por las que despegó el avión.
El Ministerio de Obras Públicas ordenó, hacer dos investigaciones: una sobre por qué se otorgó a Lamia una certificación como operador aéreo y si cumplía todos los requisitos, y la otra sobre el capital de la empresa, sus accionistas y ejecutivos.
“Como gobierno vamos a aplicar todo el peso de la ley en cuanto a responsabilidades siempre y cuando haya habido omisión de las mismas”, sostuvo Claros.
“Los resultados del proceso de investigación mostrarán qué tipo de relación ha existido entre la DGAC y Lamia, parentescos y demás”, sostuvo.
Según un informe difundido por el diario El Deber, una funcionaria de Aasana, Celia Castedo, hizo advertencias acerca de que el plan de vuelo del avión de Lamia tenía al menos cinco observaciones por las cuales la nave no debía despegar.
Experto Piloto
Osvaldo Salinas, conocido piloto civil paraguayo, habló de la probabilidad de que la compañia LaMia “juegue” con la carga de combustible, teniendo en sus tanque lo justo y necesario para cada vuelo que realizaba.
“Eso es una miserabilidad, por ahorrar dinero en combustible, se pone en peligro la vida de la gente, en este caso propició la muerte de 71 personas”, mencionó. Agregó que el “ahorro” sería de unos US$ 5.000 a 10.000.
Se conoció a ultima hora, que la nave tuvo al menos, cinco fallas del piloto de LAMIA detectadas en su diálogo con la torre de control.