Situación del sistema eléctrico nacional es realmente grave por culpa del ministro de Energía Eléctrica

La situación del sistema eléctrico nacional es realmente grave; diríamos que estamos en completa crisis, crisis total…
Como experto en esta materia responsabilizo públicamente a los directivos actuales y del pasado reciente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), por descuidar el mantenimiento a las redes y todo lo que implica las negociaciones con los contratistas…lo que ha generado un deficiente servicio cada vez es más evidente.
Y es que las interrupciones en el suministro de la electricidad se han hecho parte de la cotidianidad del venezolano, puesto que es normal que a diario ocurra -al menos- un apagón en cada ciudad del pais.
En cuanto al racionamiento, no es más que una reiteración de que el deterioro es principal actor en esta escena por parte de los integrantes del directorio de Corpoelec encabezado por el actual ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, quien es un neófito en materia eléctrica.
Desde el año 2009, los ciudadanos han venido adaptándose a que en cualquier momento todo puede quedar a oscuras a causa de un corte, ya que fue precisamente desde esa fecha cuando se acentuó este problema.
En ese año comenzó lo que hoy es considerado como uno los períodos más críticos que ha atravesado el sistema eléctrico venezolano, ocasionado por una extensa sequía a raíz del fenómeno climático El Niño, iniciado en junio de ese año.
Por el déficit del recurso natural, el embalse de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, también conocida como la Presa de Guri, llegó a niveles ínfimos: había disminuido nueve metros por debajo de la cantidad estipulada y, cabe destacar que si llegaba por debajo de los 240 msnm, varias de las turbinas de la central dejarían de funcionar.
Según las estimaciones hechas por los gestores del Gobierno, si no tomaban medidas, en mayo de ese mismo año estaría precisamente en ese nivel. “El Guri está a 13 metros de lo que llaman el nivel de colapso.
De llegar a esos parámetros habría que apagar las plantas, que generan electricidad para la mitad de Venezuela”, esa fue la explicación que dio en una oportunidad el fallecido presidente, Hugo Chávez, al respecto.
La incertidumbre cada vez ganaba más terreno en los ciudadanos, quienes temían que en cualquier momento el sistema eléctrico alcanzara el punto de colapso. Lo cierto es que no se llegó a ese extremo.
Voceros de Corpoelec aseguran que la crisis seguiría por la cantidad de fallas existentes en el parque de generación térmico y en las líneas de transmisión, pero desestimó que la central colapsara.
En abril de ese mismo año 2010 ocurrió un apagón a causa de una sobrecarga en la central que perjudicó a unas 15 entidades del país.
Con unos siete años de diferencia, tal parece que el deterioro se convirtió en parte de los elementos que conforman la red eléctrica: el panorama en las siguientes épocas lejos de mostrar un halo de mejoría siguió agravando.
Fue así como a finales de abril, informó sobre la aplicación de un Plan de Administración de Carga Eléctrica, cuya finalidad era mantener los niveles del Guri, que nuevamente amenazaban con el colapso.
Este plan fue reduciéndose en horas y posteriormente en días, hasta llegar a su total suspensión en el mes de junio.
La causa nuevamente eran los bajos índices de los niveles del embalse que apuntaban 242,88 metros sobre el nivel del mar (msnm); cuando lo ideal sería 271 msnm. Esta medida tuvo un impacto de manera general, puesto que el país se vio en la necesidad de re-programarse a causa de las horas en las que había falta de electricidad. Hoy, parece que el racionamiento se quedó de manera permanente, pues a diario, los cortes están presentes en cada región.

Enrique López CNP 9.341 Email: elopez0333@gmail.com 04266981286

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux