#OPINION El Decreto Por Pedro Duque

Considerando:
Que la voz del pueblo es la voz de Dios y como perdimos al pueblo y a Dios, no nos queda otra que evadir la voz de Dios y la del pueblo, en consecuencia, tendremos que saltarnos a la torera las normas constitucionales y legales, para que el pueblo entienda que después de 20 años en el gobierno nosotros no estamos aferrados al poder solo queremos gobernar hasta el Dos Mil siempre y para siempre.
Considerando:
Que los gochos vuelven a andar resteaos, los orientales tienen una tibiera de padre y señor nuestro, los llaneros andan alebrestaos y agilaitos, los indígenas andan invocando la maldición Dabucurí, los maracuchos quieren mandarnos pa´r Sebillo, los caraqueños están a punto de perder el miedo y decirle al resto de venezolanos que sigan el ejemplo que Caracas dio.
Considerando:
Que no hemos podido meter la coba al pueblo de la guerra económica y cada día son menos los que voluntariamente nos siguen, por lo que debemos acudir a la represión y al miedo para que no se nos volteen todos y nos manden a freír monos y debamos rendir cuentas al pueblo de todo el dinero robado y dilapidado en estos casi 20 años de saqueo y robo a la Nación.
Considerando:
Que no podemos distraer al pueblo aunque pongamos a Pinky a bailar salsa, vallenato o cumbia, por el contrario, cada día son más los que salen a manifestar su descontento contra nosotros y exigen pacíficamente elecciones generales, libres, directas, universales y secretas (lo que consideramos golpismo, terrorismo y fascismo) y, nadie quiere eso de la Constituyente Comunal que como todos saben solo persigue que no pongamos en riesgo nuestros privilegios. Asimismo, visto que nadie le tiene miedo a Cerebro y a su logia de anfibios cooperantes ni a su mazo de cavernícola.
Considerando:
Que ya nada de lo que hagamos recoge al pueblo que salió decididamente a las calles para exigir un cambio de gobierno. Igualmente, sabemos que en el monte de Chi mataron a Ri y los hijos de Mo dijeron que Ya. Y como la Constitución es una vaina que sirve pa´ cualquier vaina.
Decretamos:
Decreto con Fuerza y Rango de Comandante Supremo y Eterno, Omnipresente, Omnipotente y Omnisciente, que regirá en los términos siguientes:
Artículo: 1
Objeto:
El presente Decreto tiene por objeto criminalizar la disidencia, la protesta, la libertad de pensamiento y de expresión, la libertad de conciencia, las marchas, las quejas, el descontento, la manifestación pacífica, la izquierda moderada, la centro izquierda, la centro derecha, la derecha y la ambidiestra, los salta talanquera, los inseguros, los dudosos y todo aquél que no grite: ¡Chávez Vive! aunque lleve más de cuatro años muerto.
Artículo: 2
Para la correcta aplicación del presente Decreto se desaplican los artículos 2, 26, 44, 49, … -para hacerlo corto- se desaplica la Constitución de 1999, el Pacto de San José, el Tratado de Roma, la Convención del Niño, la LOPNA, el COPP y, los Tratados en Materia de Derechos Humanos en general, sobre todo los que contienen principios y garantías procesales relacionadas al debido proceso, juez natural y el principio odioso de legalidad conocido como Nullum Crimen Nullum Poena Sine Lege, por lo que, de ahora en adelante se aplicará el principio de “la orden viene de arriba” o “la orden viene del más allá”. En este sentido, se designarán tribunales militares ad hoc incompetentes no solo por la materia sino por la ignorancia de la ley para enjuiciar civiles.
Artículo: 3
Se considerarán terroristas a los manifestantes pacíficos que usen mascaras para evitar ahogarse con los gases lacrimógenas y gas pimienta que lanzan los gloriosos gendarmes necesarios pertenecientes a la GNB, PNB y Paramilitares afectos al gobierno para reprimir la protesta.
Se considerarán responsables de ataques con armas biológicas a los manifestantes que decidan tirarse al Güaire para salvar la vida de los ataques militares y, que recojan agua del río con heces para lanzarla a los gendarmes necesarios. Las heces son solo para los manifestantes.
En cuanto a los delitos de corrupción se aplicará el criterio del Contralor General de la República, que clasifica la Corrupción en: Corrupción buena y Corrupción mala, siendo que, la primera será aplicable para absolver solo a los herederos del causante de esta tragedia –llámese Revolución Bolivariana o como quiera llamarse, igual, de Bolivariana no tiene sino el nombre- y la segunda para condenar a los sujetos a que se refiere el Artículo 1 del presente Decreto.
En cuanto al uso excesivo de la fuerza solo será aplicable cuando se lance alguna bomba atómica o la conocida “madre de todas las bombas” recientemente usada por el imperio yanqui, -cosa que evitaremos porque ahí nos fregamos todos- de resto, todo lo que se haga para reprimir la protesta estará ajustado a los dictámenes de este Decreto.
Las mujeres que decidan protestar en toples o quitándose los pantalones, serán imputadas por cometer delitos militares ya que pretenden atacar a los centinelas enamorándolos para que no les disparen.
Artículo: 4.
Se autoriza la desaparición forzosa de personas quienes no tendrán comunicación con sus familiares ni abogados de confianza y menos con Fiscales de Derechos Fundamentales, mientras se les quita la hinchazón, los moretones y sanan las heridas causadas por las torturas aplicadas para involucrar a los líderes de la oposición en delitos de terrorismo y golpes de estado imaginarios, para ello, se creará una comisión que tenga experiencia en golpes de estado así sean frustrados (4F y 27N porque los del 11 de abril dieron fue un Golpe de papel y no de balas) quienes coadyuvarán en el “montaje” de los expedientes.
Artículo: 5.
Se autoriza la intervención de las comunicaciones privadas sin previa orden judicial, el espionaje, las escuchas ilegales, el monitoreo de redes sociales, así como la infiltración de las manifestaciones pacificas para generar saqueos y caos que desvirtúen la protesta. Asimismo, se autoriza el montaje de imágenes donde aparezcan manifestantes armados para mostrarle al mundo lo que no es real pero que sirva para defendernos de los ataques comunicacionales que muestran lo que sí es real.
Artículo: 6.
Se ordena al PSUV realizar prácticas de tiro al blanco, al negro y al indio (porque ahora está protestando todo el mundo), todos sabemos que la “solución final” no es con votos sino con balas. Prácticas que vendrán acompañadas de campañas propagandísticas de odio hacia la derecha apátrida y parasitaria que pretende quitarle el petróleo a nuestros hermanos cubanos, rusos y chinos para entregárselo a los yanquis.
Artículo: 7.
En todos los casos, se aplicará como regla la privación de la libertad, y como excepción a ella la libertad condicionada -que no es libertad ni es nada, porque los gendarmes necesarios no soltarán a nadie así haya boleta de excarcelación-. Los hechos imputados no serán objeto de prueba, sin embargo, ellos deberán probar su inocencia, la cual, no se respetará en ningún estado y grado del proceso. Aparte de delitos militares, se imputarán delitos de asociación, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo que aunque nadie sabe que son ni para qué sirven permite mantener presos a los manifestantes por largo tiempo.
Artículo: 8.
Se prohíbe el uso de armas de fuego a los manifestantes –repetimos- solo a los manifestantes, dichas armas serán para uso exclusivo de los “colectivos de paz” quienes tendrán derecho a disparar sin que la PNB y la GNB los detenga y nadie podrá procesarlos por los crímenes cometidos. Asimismo, queda prohibido el activismo político en las Fuerzas Armas Nacionales solo para aquellos que se oponen al Gobierno. Militares que pretendan manifestarse bajo eso que llaman libertad de conciencia, serán enjuiciados por delitos políticos y militares, debido a que el activismo político solo es permitido para enaltecer las banderas socialistas, castristas y chavistas. Nada de democracia ni institucionalidad. Nada de eso.
Artículo: 9.
Se prohíbe la manifestación pacífica contraria al Gobierno Nacional en el Municipio Libertador del Distrito Capital, para lograr este objetivo, se autoriza a los “colectivos de paz” implementar tácticas represivas e intimidatorias que generen miedo en los manifestantes. Allí solo pueden marchar los afectos al gobierno y los obligados por él. Para ello, se facilitará el uso indiscriminado de los recursos del Estado, bajo el criterio de la corrupción buena descrito en el Artículo 3 Parágrafo Segundo del presente Decreto, sin que nadie se entere de que lugar sale tanto real para llenar a Caracas de autobuses a cada rato. Para asegurar nuestro cometido, se ordena manipular a las personas diciéndoles “ahí viene el coco”, “la derecha quiere quitarte la comida”, “los yanquis quieren invadir a Venezuela para llevarse nuestro petróleo”, (que no se enteren que se lo están llevando los cubanos, los chinos y los rusos porque se nos cae el cuento yanqui) “yo no sé si esto se acaba hoy o mañana pero debemos aportar 1000 combatientes de los 5000 que trabajan aquí”, “debemos cumplirle al comandante eterno”, “nosotros te damos trabajo y comida y tú nos vendes tu alma y el voto. El tuyo y el de 10 más, es decir, 1×10”.
Artículo: 10.
Para “Desbaratar el Estado Burgués” (lo que se conoce como: rendición de cuentas, independencia de poderes, respeto a los derechos humanos, elecciones libres, respeto a la propiedad privada y todo eso que hacen los Estados democráticos) y aplicar el Estado Comunal, bajo la premisa de Comuna o Nada se devuelven al Presidente de la República los derechos y poderes monárquicos que tenía Fernando VII, para que pueda “inventar” “invocar” “entubar” “malandrear” y llevar a cabo la Asamblea Nacional Constituyente Comunal, donde se elegirán bajo las reglas que pongamos nosotros y sin consultarle al pueblo (para eso son los poderes monárquicos) 500 constituyentistas, de los cuales, la mitad o los que nosotros queramos serán elegidos en los claps, consejos comunales, milicias, comunas, empresas del Estado y, en fin, en todos aquellos espacios donde controlamos a la gente con bozal de arepas, y con intimidación directa que generan miedo a perder los beneficios de la Revolución. La Constituyente Comunal tiene un doble propósito: el primero neutralizar la protesta ciudadana y el segundo asegurar que no nos saquen del poder, pues, la teoría del gatopardo comunal es cambiar todo para que todo siga igual. Con la entrada en vigencia del presente Decreto se derogan todas las leyes incluso los mandamientos de la ley de Dios. Dado, Firmado y Sellado entre las Ciudades de La Habana y Moscú y para ser aplicado en la Ciudad de Caracas y el resto de Venezuela.
El presente Decreto no será publicado en Gaceta Oficial porque el mundo se dará cuenta de lo que andamos haciendo y esto es solo para el consumo del Alto Mando de la Revolución. Al hombro … arrrrrr.
¡Mi opinión no es verdad ni mentira, sino fundada o infundada, compartida o no! Correo electrónico de contacto: p_duque_g@hotmail.com

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux