Pueblo de Dios invierte tres millardos de bolívares para restaurar Hospital Antonio María Pineda – Barquisimeto

A pesar que nuestra Venezuela está en una profunda crisis que afecta a todas las áreas y sectores de la población; el pueblo de Dios invierte tres millardos de bolívares para restaurar Hospital Universitario Central Antonio María Pineda (Hcamp) – Barquisimeto.

Es una obra de gran regocijo para todos, en vista que este trata un hospital con profundas carencias en cuanto a limpieza e infraestructura, que motivó a un grupo de hermanos cristianos evangélicos a invertir generosamente dinero y esfuerzo personal en su rehabilitación.

El aporte a sido de más de 3 millardos de bolívares (257.000 euros), incluyendo su propio trabajo de forma altruista- ante el grave deterioro del Hospital dijo un pastor, que prefirió mantenerse en anonimato.

Sin embargo, la Iglesia Evangélica Pentecostal Misionera Primitiva ha aportado en trabajos de remodelación, lo que incluye que ellos mismos han hecho -y siguen haciendo- el trabajo de forma altruista.

El pastor Carlos García contó que comenzaron a intervenir en el Hcamp desde diciembre del año 2016, y su objetivo es trabajar durante un año completo. A día de hoy, las áreas que han restaurado son: salas de parto, cardiología, neurocirugía, pabellón, diálisis, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), guardería para niños y cirugía (sección de hombres).

Al día de hoy, las áreas que han restaurado son: salas de parto, cardiología, neurocirugía, pabellón, diálisis, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), guardería para niños y cirugía (sección de hombres).

Según García la intervención que realizan va desde la dotación de los servicios hasta arreglos de construcción, electricidad e iluminación, carpintería, plomería, reacondicionamiento tanto de paredes como de equipos, limpieza y fumigación.

“Cuando iniciamos los trabajos los servicios estaban en el máximo estado de deterioro, de abandono, había pudrición y desperdicios de todo tipo”, detalló García. Una de las áreas que estaba más desasistida era cirugía de hombres, la cual comenzaron a arreglar hace tres meses. La llamaban la “Cueva de Batman”, de acuerdo a lo que explicó Nataly Valenzuela, miembro del equipo voluntariado.

Valenzuela expresó que una de las cosas que más les preocupa es que las áreas se sigan manteniendo atendidas y limpias, después del enorme esfuerzo que han hecho para recuperarlas, por lo que se reúnen semanalmente con los familiares de los pacientes internados para hablarles de las medidas a seguir.