Columna Caiga Quién Caiga Un Nuevo Modelo Económico por @Angelmonagas

CAIGA QUIEN CAIGA PORQUE NECESITAMOS UN NUEVO MODELO ECONOMICO

Economia-Venezolana

A pesar de que en lo que menos ignorante soy es en la política, no niego que la mayor preocupación de los venezolanos, es sin discusión, el tema económico. Ese sigue siendo el tema. Todo lo que ello involucra. Adquirir bienes, porque a todos nos gusta el acceso al confort, al lujo, a la tecnología que nos permite vivir más placenteramente. Mi padre siempre me dijo, “Hijo el hombre está hecho para lo bueno y para disfrutar lo bueno, lo que lo hace feliz”. Él se tomaba una cerveza y apostaba a la carrera de caballos, que durante mucho tiempo fue el primer deporte nacional. Esta revolución extermino esa práctica y poco a poco, también el consumo de cerveza, para los pobres. Usted puede tener 10 años durmiendo sin aire acondicionado; Una vez que lo conoce, lo disfruta, ya no soporta un día sin el. Ese reseteo es instantáneo. ¿Quién puede hoy comprar un bien para su hogar, para facilitar su vida? Ni siquiera los repuestos de los “viejitos” que uno tiene.

Cuando llegó a mi casa, antes de abrazar a mi mujer, beso mi nevera, mi horno microondas, mi aire acondicionado, mi televisor. Como diría un viejo programa de TV llamado “Joselo”: Mujeres se consiguen pero tener 5 o más millones para comprar un “coroto”, no es nada fácil con esta inflación. Ese es el otro tema: La inflación.

Tenemos una de las más altas inflaciones de América y del mundo. Esta dizque “Revolución”, cambio hasta la manera de calcularla e igual es muy alta. La inflación se constituye -para el común de los ciudadanos- en un perverso mecanismo del régimen para sustraer del bolsillo de todos -los devaluados bolívares “fuertes” – y llenar los huecos fiscales del presupuesto nacional.

La inflación es el síntoma, la manifestación más evidente de un modelo económico perverso, creado por el chavismo. Si usted tiene fiebre, es porque tiene una infección. Algo así es la inflación con respecto a la economía. El modelo económico impuesto por Chávez y seguido por Nicolás, no busca resolver ni atender la salud financiera de un país, sino mantener en el poder a unos “pillos”. Funciona como explicamos anteriormente: sustraigo del bolsillo ciudadano dinero, vía los altos precios de los productos de bienes/servicios y así financio el gasto público.

¿En que invierte el Estado Venezolano?

Pregunta errada. Durante 18 años no hay inversión, sino el mayor despilfarro de dinero público  de la historia venezolana, desde Guaicaipuro hasta nuestros días.

La política cambiaría, solo ha contribuido a una estrategia inflacionaria. Mientras el dólar paralelo es más costoso, no hay problema, los bolívares fuertes los adquieren igual de costosos, por el bloqueo, escasez libre de divisas y el Banco Central en consecuencia emite dinero inorgánico. Sin respaldo.

El modelo de inversión pública en obras no tiene solución. Ha servido más para “llevarse dinero”, que un sistema de construcción, de obras. Desde hace años, hasta PDVSA, como empresa financia “gestión social”, por la modificación legal que le permite usar fondos de la industria para, arreglar cualquier zona. O “invertirlo” en la misión vivienda y “lanzar” los bolívares dentro de un saco sin fondo. ¿Quiénes construyen las viviendas? ¿Cuánto cuesta cada vivienda? En 18 años de régimen, ni el finado presidente y mucho menos Maduro y su Gabinete económico-social, van a poder “devolver la calma” al pueblo. Además que presentan estadísticas alteradas que no se sujetan a la verdad.

¿Quién puede auditarlas? Absolutamente nadie.

Con aumentos, tras aumentos pretende Nicolás resolver la crisis económica. Los aumentos de paso a la administración pública, causan risa cuando se comparan con la inflación. Sin embargo, los militares llevan muchas revisiones salariales, además de un aumento considerable en su participación en la administración pública. Lo que antes era importante y de renombre ya no lo es. Nadie quiere trabajar en PDVSA. Más bien, abandonan los puestos de trabajo y no se quedan ni a pedir su liquidación porque en dólares es nada. Terrible crisis.

La otra gran solución de Nicolás, es seguir hipotecando a Venezuela con Chinos, Rusos y todo lo que se le atraviese.

Una Triste historia, del cual esperamos un final feliz. Un nuevo modelo económico no solo es la respuesta, es la opción válida. El día que eso empiece a dar resultado, inmediatamente la sociedad mostrara un cambio en su actitud frente a la política.

Sígueme en twitter, periscope e Instagram como @Angelmonagas. Estamos de lunes a viernes a las 6am por Mararitmo 900AM y LAB94.1 FM y vía periscope.

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux