Pueblo evangélico de Venezuela por Pastor Josué Rivas

Ha sido una semana difícil en Venezuela, particularmente por todo lo que ha generado la forma, vil e inhumana, como el gobierno de Maduro asesinó a un grupo de jóvenes valientes que se habían rebelado contra la corrupción del gobierno, la cual ha destruido la economía del país. Desde muy temprano el pasado lunes, desde el extranjero, vimos cómo OSCAR PEREZ y sus compañeros usaban las redes sociales para mostrar al mundo lo que sucedía en el Junquito. Simplemente, fueron asesinados por el gobierno de Venezuela. Fue evidente que ellos mostraron disposición de rendirse, pero sus verdugos chavistas fueron inmisericordes. Tan diferente a la Venezuela de 1992, cuando a un grupo de militares – liderados por Chávez – después de asesinar a más de un centenar de venezolanos inocentes, disidieron rendirse y hasta en los medios de comunicación se les permitió expresarse. Fue ese mismo militar golpista que asesinó a venezolanos inocentes, llamado Chávez, que destruyó a nuestra bella Venezuela.

Durante esta semana, diferentes medios internacionales han mostrado información sobre el caso y especialmente han mostrado a los familiares de quienes murieron el pasado lunes en manos del gobierno de Venezuela. Varias cosas han llamado mi atención. Un vocero del gobierno de Maduro – Diosdado – hablaba el miércoles en la noche en su programa que, según la información que ellos manejan como gobierno, OSCAR PÉREZ y su grupo planeaban destruir la estatua de Marialionza – como una especie de destrucción de un símbolo de las tinieblas que ha sido utilizado por el gobierno diabólico inaugurado por el mismo Chávez y cuyo legado sigue Maduro. ¿Recuerdan que en el 2016 sacaron de la Asamblea Nacional muchos símbolos satánicos y materiales de rituales ocultistas? Pues cada vez es más evidente cómo el gobierno de Venezuela – desde Chávez hasta hoy – ha estado en el poder asistido por prácticas ocultistas y satánicas como nunca antes gobierno venezolano alguno ha hecho. Basta con ir a los espacios gubernamentales para ver, en la mayoría de ellos, la forma como el culto de las tinieblas se ha proliferado.

Los familiares de quienes fueron asesinados vilmente por el gobierno venezolano el pasado lunes en El Junquito, en su mayoría, han mostrado claramente cómo sus trasfondos cristianos evangélicos habían sido parte de la formación de OSCAR PÉREZ y el resto del grupo que le acompañaba. Una entrevista ofrecida anoche por el hermano de dos de los asesinados el lunes, dos hermanos de sangre que murieron el mismo día, hablaba sin temor, en un canal extranjero, de cómo la fe de estos jóvenes de trasfondo CRISTIANO EVANGÉLICO les motivó a luchar por la libertad del país. Sí, como lo leíste, CRISTIANOS EVANGÉLICOS. (El link donde está la entrevista de este joven está la final de este escrito). Él decía que tienen información de que, mientras a sus familiares se les impedía entrar a la Morgue de Bello Monte para reconocer los cadáveres de los abatidos por el gobierno, se les permitió la entrada a miembros de cultos ocultistas quienes, presuntamente, pretendían realizar rituales con los cadáveres de OSCAR PÉREZ y sus compañeros. Había algo que este grupo de muchachos asesinados tenía muy claro: lo que está pasando en Venezuela es una lucha espiritual frontal contra el reino de las tinieblas, es una lucha espiritual.

Mi llamado al pueblo evangélico en Venezuela es a ORAR para que Dios cambie al gobierno que actualmente oprime a nuestro país. No tengo que detallar lo que se está viviendo en Venezuela, es evidente a la comunidad internacional. Nosotros los evangélicos tenemos nuestras armas. “… pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo (2 Corintios 10:3-5). Tenemos un arma poderosa LA ORACIÓN. Oremos por un cambio de gobierno en Venezuela.

Mi llamado a los pastores y líderes evangélicos de Venezuela es que levanten su voz con claridad, sin ambigüedades. “… si la trompeta no da un toque claro, ¿quién se va a preparar para la batalla? (1 Corintios 14:8) Dios nos ha puesto como atalayas, no para que nos quedemos sentados y en silencio, sino para advertir al pueblo sobre los peligros que asechan para que puedan prepararse “Ahora bien, si el centinela ve que se acerca el enemigo y no toca la trompeta para prevenir al pueblo, y viene la espada y mata a alguien, esa persona perecerá por su maldad, pero al centinela yo le pediré cuentas de esa muerte”. (Ezequiel 33:6).

Un llamado más, para los cristianos evangélicos del Zulia, Táchira y Caracas. Vayan todos a las casas de los padres de los jóvenes asesinados en los diferentes estados, OREN por ellos, denles consuelo y muestren su apoyo por la valerosa acción de sus hijos. No es tiempo de acciones individuales que solo buscan protagonismo, no es tiempo de aspiraciones políticas egocentristas, es tiempo de unir a las iglesias en Venezuela para orar, con propósito, con claridad en la petición. Todo el PUEBLO EVANGÉLICO DE VENEZUELA debe unirse en oración por un mismo propósito: DIOS, TU QUE ERES EL ÚNICO DIOS VERDADERO Y TODOPODEEROSO, NUESTRO PADRE CELESTIAL, TE PEDIMOS: QUITA DEL GOBIERNO DE VENEZUELA A TODOS AQUELLOS QUE HAN DESHONRADO TU NOMBRE – MADURO Y SUS CÓMPLICES, TANTO DE GOBIERNO COMO DE OPOSICÓN – Y LEVANTA HOMBRES Y MUJERES QUE, CON JUSTICIA Y VERDAD Y CON TEMOR TUYO EN SUS CORAZONES, GOBIERNEN A VENEZUELA PARA GLORIA DE TU NOMBRE. ORAMOS EN EL NOMBRE DE JESÚS.

Pastor, Josué Rivas.
Ánimo Venezuela!!!

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux