Sentido de urgencia en pico e’ zamuro Por José Luis Centeno

Los niveles de actitudes delincuenciales evidenciados en actuaciones funcionales de jerarcas chavistas dizque arrepentidos en el exterior mientras se dan lo dolce vita, luego de hacer probar la insidia e infortunios a cientos de ciudadanos, no cesan de manifestarse en estado candoroso, mostrándose ahora esos secuaces del Socialismo del Siglo XX, Iindulgentes o tolerantes, a los fines de sacar el máximo provecho de la crisis de consecuencias irremediables o desgraciadas que producen gran dolor y sufrimiento a los venezolanos.

El sentido de urgencia de la gente por un cambio político, corre el riesgo de ser presa fácil de quienes habiendo participado en la destrucción del país, de los valores, de la paz y el bienestar nacional, desde las redes, medios de comunicación y organismos internacionales aspiran a obtener un salvo conducto ciudadano que los posicione en la cúspide de la representación política. Ese es el propósito de Luisa Ortega Díaz de Ferrer y de su esposo, Germán Ferrer, el parangón de este último entre los ojos de Chávez y los de Oscar Pérez, genera indignación por la pretensión de ese dúo delictivo de ganar espacio con un supuesto deslinde tan falso como sus sospechosas buenas intenciones.

“Durante una entrevista que le realizaron a la fiscal destituida y ahora en el exilio, Luisa Ortega Díaz, aseguró sentirse arrepentida de no haber actuado antes contra los hechos de corrupción alrededor del gobierno de Nicolás Maduro y su entorno, así como también de no haber denunciado la ruptura del hilo constitucional en Venezuela.”Frente a este arrepentimiento de“no haber actuado antes”, hay que ser claros, ella dice tales cosas porque permanece angustiada por la culpa, como resultado de no arrepentirse sinceramente, porque es incapaz de reconocer sus propios errores, por eso este arrepentimiento tardío, falso e interesado no la exime de responsabilidad, menos cuando lo único que quiere, en unión con su marido, es volver al ejercicio de funciones de poder con la misma relevancia de su esplendor chavista.

Tanto Luisa Ortega Díaz de Ferrer como German Ferrerdeben responder por los delitos de corrupción y contra la administración de justicia en los que están incursos, antes de pretender dirigir procesos de recuperación de la democracia sumándose a esfuerzos como elGran Acuerdo Venezuela, deben dar muestras fehacientes de actuar en favor de la verdad y la justicia, lo cual no han hecho desde que salieron huyendo de Venezuela a pesar de asegurar que ese sería su principal cometido. Es preciso entender que ya es hora de que respondan ante la justicia quienes como la Fiscal turista pretenden abrogarse la recuperación de la democracia que contribuyeron a demoler.

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica jolcesal@hotmail.com o por mi cuenta en Twitter @jolcesal

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux