Más de 73 periodistas permanecen encarcelados en Turquía

Ha pasado más de un año y medio desde el intento de golpe de Estado en Turquía, pero las represalias aún se están manifestando y anunciando de forma brutal.

Ya en el primer aniversario del hecho, en julio de 2017, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan había dicho: “Sabemos quién está detrás de FETÖ (ligada a Gülen), PKK (guerrilla kurda) y el Estado Islámico. Lo primero que haremos será arrancarle la cabeza a esos traidores”.

Para el gobierno turco, los periodistas también han entrado en esa traición, por lo que han sido unos de los principales afectados por las represalias tras el intento de golpe.

Justamente esta semana fue liberado, tras un año de cárcel sin juicio acusado de realizar “propaganda terrorista” a favor del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y de la cofradía islamista del clérigo musulmán Fethullah Gülen -a quienes el gobierno sindica como autores del intento de golpe-, el periodista alemán Deniz Yücel. Un caso que había tensionado las relaciones bilaterales entre Alemania y Turquía.

Entre quienes han monitoreado el arresto de periodistas está la colectividad opositora de centro izquierda Partido Republicano del Pueblo (CHP). A ella pertenece el ex periodista y diputado Enis Berberoglu, condenado a 25 años de cárcel por divulgar un video en el que mostraba tráfico de armas desde Turquía a Siria, luego liberado, y nuevamente condenado esta semana a cinco años y 10 meses de cárcel.

Según los datos del CHP, hay al menos 152 periodistas tras las rejas, 173 medios de comunicación cerrados desde el intento de golpe, más de 2.500 periodistas despedidos debido a los cierres y 800 con sus tarjetas de prensa revocadas.

En tanto, según el Committe to Protect Journalists (Comité para la Protección de los Periodistas), al menos 73 periodistas permanecen encarcelados en Turquía, dándole el título del peor carcelero de periodistas en el mundo.

La liberación del alemán Deniz Yücel, sin embargo, vino acompañada el mismo día por una mala noticia para otros tres periodistas encarcelados, ya que un tribunal turco los sentenció a cadena perpetua. se trata de los hermanos Mehmet y Ahmet Altan -fundador del diario Taraf- y de la periodista Nazli Ilicak, quienes fueron inculpados de enviar “mensajes subliminales” instando el fallido golpe de Estado y de tener vínculos con Fethullah Gülen.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux