#Interesante Opinión: Cómo vivir en Venezuela y no emigrar en el intento por @RobertoeOrta Martínez

Sabemos que a veces es tan complicado emigrar como mantenerse en el país. Emigrar parece la solución más fácil, pero es en realidad la más difícil. No siempre emigrar resulta una mejora personal, ya que estar en tu propio país también te ofrece ventajas . El éxito migratorio no está garantizado, por lo que mientras algunos emigran, otros deciden quedarse o regresar. Pero, como triunfar en la Venezuela del 2018?

1.- El primer problema a resolver es el económico. Debe entenderse que en un país en crisis hay profesiones y negocios que no funcionan y otros que sí. Como profesional en inmuebles y fondos de comercio percibo cuáles negocios siguen siendo rentables y cuales dejaron de serlo. Veo que nuevos negocios surgen y son éxitosos, por ejemplo fabricas pequeñas de productos que escasean, como una fabrica de mayonesa o productos de limpieza, ya que las transnacionales no producen lo suficiente y la demanda es inmensa. Nuevos negocios de llenado de botellones de agua que están llenos de clientes, proliferan también agencias de loterias, agencias de carros usados, negocios de compra de oro se extienden. También se multiplican camiones de comida gourmet “foodtrucks” que tienen alta facturación, además de negocios de siempre venden como licorerías, ventas de repuestos, centros de enseñanza y ferreterías.

Hay quienes han migrado a negocios por internet, ventas por mercadolibre o al mundo del trading de criptomonedas, el cual con conocimientos avanzados es rentable. En un mundo globalizado puedes operar negocios por internet desde Venezuela y captar clientes en el extranjero que te paguen con divisas.

Antes de cerrar tu negocio explora cambiar de rubro y entra en negocios que produzcan divisas o cabalguen la hiperinflación.

Venezuela es uno de los pocos paises donde los gastos operativos siguen siendo realmente bajos: luz, agua, gasolina, mano de obra, impuestos, patentes y derechos de frente, a diferencia de la mayoría de los países donde son altos y hacen más difícil el éxito comercial. Los negocios de comida rápida y económica siempre funcionarán. Son momentos de reinvención y de aprovechar, que aunque hay menos volumen de negocios, hay también menos competencia. Conozco personas que se les está iendo la vida esperando a que su negocio se reactive, en vez de cambiar de negocio. La Venezuela actual es solo para los más aptos e innovadores, que logran estar operativos y obtener ganancias. Este país sigue teniendo 30 millones de habitantes que demandarán productos y servicios de calidad.

2.- Reactiva tus relaciones. Las relaciones que has acumulado durante toda tu vida, desde el punto de vista personal, escolar, universitario, profesional y laboral, son un tesoro que no encontrarás en ningún otro lado. Busca las amistades que siguen aquí, ve que hacen en la actualidad y refresca lo mejor del pasado común. Ellos vivieron junto a tí los mejores tiempos del país y conocen el potencial de Venezuela. Nada tiene más valor que alguien sepa de donde vienes y tu historia personal. Afuera eres un perfecto desconocido y tienes que empezar de cero para darte a conocer y surgir.

3.- ‎Reunete con gente que haya decidido quedarse y que sea éxitosa en este entorno. De nada sirve juntarse con quien ya decidió irse, ya que su mente está en otro lado. Si buen amigo se va, lo desperdiremos y le desearemos lo mejor, pero hay mucha gente creativa que sigue en Venezuela dispuesta a innovar y operar en el país hasta que se concrete el cambio. Estaremos en la cresta de la ola cuando otros quieran regresar.

4.- ‎Aprovecha los espacios que dejan los que se van y escala posiciones. Si eres profesional, capta la clientela de los que se fueron y aprovecha que hay menos competencia. Es el momento de promocionarse, porque es más fácil destacar.

5.- ‎Disfruta de las cosas positivas que te sigue ofreciendo el país, que son precisamente aquellas que extrañan a gritos quienes se van, sobre de todo nuestra gente, la más pana del mundo y nuestro clima, fresco y estable todo el año, sin estaciones marcadas. Las instalaciones de la Venezuela pujante siguen allí en su mayoría y están operativas. Nuestras playas, llanos, montañas, medanos y tepuyes siguen intactos.

6.- ‎Aprovecha los precios bajos. Compra propiedades,negocios, acciones de clubes, electrodomésticos, equipos electrónicos, ya que quienes se van están dispuestos a rematarlos y algunos hasta a prácticamente regalarlos. Carlos Slim uno de los hombres más rico del mundo aprovechó la crisis de los 80 en México para comprar empresas y bienes a precios de gallina flaca.

7.- ‎No te compadezcas de tí mismo por vivir en Venezuela. Es tu decisión personal y punto. En su mayoría quienes estamos acá lo hacemos por convicción propia, conocemos las ventajas, las desventajas y los riesgos. Muchos países han pasado por crisis y guerras peores que esta y las han superado. Por una crisis fuerte de 2 años, muchos no están dispuestos a abandonar a su familia, sus profesiones o sus empresas forjadas en décadas de esfuerzo.

8.- ‎Ayuda a los más afectados, a tus familiares, compañeros de trabajo o empleados, también colaboremos con fundaciones, casas de ancianos, etc. No sólo la ayuda es económica, puedes dar charlas o cursos sobre un tema que manejes. La mayoría no tienen las herramientas para superar la crisis y necesitan de cualquier ayuda. En solidaridad, los venezolanos somos unos campeones.

9.- ‎Aunque no debemos pensar todo el día en política y debemos concentrarnos en nuestros objetivos, no dejemos de luchar por el cambio, ya que solo se generará desde adentro. Aunque hoy parezca que está todo perdido, el madurismo está en un peor momento, político y económico, nacional e internacionalmente. Esto pasará mucho más rápido de lo pensamos.

10.- ‎No siempre el que está afuera está bien y no siempre el que está en Venezuela está mal. Datanalisis hizo un estudio donde la 1/4 parte de la población venezolana vive de las remesas, ahorros o ingresos en divisas, por lo que la hiperinflación no los afecta. Solo con 300 dólares mensuales se cubre la cesta básica y con unos 500 dolares mensuales puede vivir una familia cubriendo todos sus gastos. Si no estás en este grupo busca a toda costa entrar en él. En ningún país de Latinoamérica se puede vivir con esas cantidades.

11.- Mantente activo en tu gremio, en el colegio de tus hijos, en tu condominio, en tu universidad, tu participación hoy es más necesaria que nunca para mantenerlos activos y bien mantenidos.

12.- Capacítate. Nuestras universidades e institutos siguen teniendo una oferta académica de alto nivel a precios accesibles: diplomados, posgrados y cursos. Explora las profesiones nuevas que están surgiendo o actualizate en la tuya.

Dale un segundo chance a Venezuela.

No estás loco, estás en tu país.

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux