13 de junio. Aniversario 228 del Nacimiento del General JOSÉ ANTONIO PÁEZ

La historia es el único testimonio que tiene el hombre para reconocerse y José Antonio Páez aun cuando algunos ignorantes quieran borrarlo de la nuestra, quienes la respetamos jamás dejaremos de reconocer al Centauro Llanero como el héroe glorioso que realizó las grandes batallas en Venezuela; sobre todo, la hazaña de Carabobo que nos dio la independencia, en donde Páez es distinguido por Bolívar como General en Jefe, ya que fue Páez el héroe victorioso en esta acción libertadora. El propio Libertador expresó que Páez había decidido la batalla en ¾ de hora, de manera que quienes desconocen a Páez como una de las más grandes figuras en la lucha por nuestra independencia y lo tildan de traidor, no son más que inventores y desconocedores de la historia que nada saben, ya que si hurgamos en los escritos dejados por los protagonistas de ella, nos encontraremos con que Bolívar en una carta a Bartolomé Salom le dice: “… Todo el negocio de La Cosiata ha terminado ya… será muy conveniente que Ud. se ponga de acuerdo con ellos para repeler toda la injuria que venga del lado de Bogotá… acérquese Ud. al lado del General Páez, que es mi mejor amigo, y por lo cual deberá Ud. consultar con él lo más conveniente. Procure Ud. ganarse su confianza y darle consejos en toda ocasión. Ya no hay sino venezolanos, y desgraciados de nosotros si no tenemos más que una sola opinión…”. Más claro imposible. José Antonio Páez no puede continuar siendo olvidado en su propia tierra que es Portuguesa, y menos aún en el sitio de su nacimiento que es el Parque Curpa, decretado Sitio Histórico Nacional hace aproximadamente unos 40 años, precisamente por ese hecho tan significativo. El histórico Parque Curpa en donde se encuentra el Museo “José Antonio Páez” que fue inaugurado durante la gestión como gobernador del Dr. Waldemar Cordero Vale, y hoy se encuentra en riesgo de desaparecer y prácticamente tomado por los militares que allí se encuentran, a quienes el Lcdo. Iván Colmenares durante su mandato como gobernador -al parecer- les otorgó un comodato (préstamo de uso) para que éstos fueran custodios (guardianes o vigilantes) de este importantísimo espacio en donde sólo se debe dar información al visitante sobre la vida y ejecutorias de nuestro insigne personaje patrio el General Páez. De manera que, quienes reconocemos a Páez como uno de los más importantes héroes independentistas, defenderemos su obra insigne y no consentiremos que esta sea arrinconada jamás. Batallaremos para que este lugar no sea arrebatado por impostores que mancillen la memoria de Páez, el hombre que dedicó su vida a la patria.

Amigos que me leen, borrar la historia significa desnudar el fracaso, identificarlo con las distintas evoluciones que los dobles ejecutan (cada uno es una máscara, una oposición permanente: Cuatro personajes que son ocho, por lo que la muerte se multiplica). Páez es y debe continuar siendo el héroe, ese mismo que gracias a nosotros los que le reconocemos como el paladín de la patria resurja con más fuerza cuando los verdaderos traidores pretendan desaparecerlo, porque la historia no se detiene nunca y mucho menos cuando se trata de un prócer de la talla de Páez, un héroe portugueseño, nuestro, un titán del que jamás nada ni nadie podrá desconocer sus glorias y, mucho menos, cualquier antihéroe de aquí o foráneo que por su condición de tal, no ascenderá sino que se reducirá a las sombras.

Tengo información a través de personas amigas que visitaron el Parque Curpa el 13 de junio cuando se cumplieron 225 años del nacimiento de nuestro General José Antonio Páez, que está muy descuidado y -supuestamente- tomado por los militares que allí se encuentran quienes por cierto y también a través de otras informaciones que me han llegado, éstos -al parecer- no permiten o impiden el paso a quienes se acercan a visitar sus instalaciones, disfrutar de sano esparcimiento, conocer el Museo, la biblioteca y escuchar la historia de José Antonio Páez. Esto -de ser cierto- me parece una arbitrariedad, pues el Parque Curpa es por encima de todo un Sitio Histórico Nacional y no un establecimiento militar. Me llama poderosamente la atención y me molesta el enterarme que unos módulos que están ubicados en el lugar en donde se encuentra el cafetín (con esa finalidad se edificó) y que está frente al parque infantil que se construyó para que los niños disfrutaran de éste, esos módulos que por cierto se proyectaron a solicitud mía a la Secretaría de Infraestructura y Servicios (SINSE) de la Gobernación del Estado Portuguesa cuando fui Directora del Museo “José Antonio Páez” en el año 2002 y que el contrato fue otorgado a Proinverco, C.A., Ing. Alirio Falcón, para ser utilizados como Tienda de Museo y venta de objetos alusivos a José Antonio Páez, aclarando también que en esa misma oportunidad se refaccionó el cafetín en donde se colocaron sanitarios (pocetas), lavamanos, puertas, griferías, fregadero de acero inoxidable, cerámicas, piso, techo, lámparas (tubos fluorescentes), ventiladores de techo, tomacorrientes, pintura, impermeabilización, etc., me entero que esta obra -al parecer- están siendo utilizada por los militares como dormitorio de ellos.

Para finalizar, les hago un llamado a los paecistas, a los cronistas de Portuguesa, a los familiares del General Páez, a esos hombres y mujeres que nos duele que ultrajen la obra de nuestro Centauro Llanero; a los portugueseños en general a que no permitan que se siga mancillando la memoria de quien dio la vida por nuestra patria.

Carmen Esperanza Iribarren P.

C.I. 3.803.218

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux