#GraveDenuncia: Pdvsa sería vendida a Rusia y China bajo una “inversión mixta simulada” Por Javier Vivas @jvivassantana

La situación en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se hace cada vez más crítica. Fuentes cercanas a la oficina de Recursos Humanos de esa dependencia nos confirman que aproximadamente un 20% de la población laboral técnica y profesional se ha ido de la industria, y otra cifra similar habría anunciado su renuncia para lo que resta de 2018, lo cual dejaría en estado de postración a la empresa petrolera, al no poder contar con suficiente mano de obra calificada y especializada en las áreas de perforación, producción y refinación de crudo y derivados.

Uno de estos ejemplos lo tenemos en la planta de Petróleos Químicos de Venezuela (Pequiven) que produce fertilizantes como el Nitrógeno, Fósforo y Potasio (NPK), ubicada en Morón, estado Carabobo, que lleva por nombre “Hugo Chávez”, la cual tiene en la actualidad una capacidad operativa para generar unas 360 mil Toneladas Métricas (TM) anuales de tales componentes. No obstante, algunos trabajadores nos informan que en lo trascurrido de 2018, la producción no llega a 20 mil TM de producción de NPK. Peor aún es ver que reflejen en la página oficial de esta alicaída industria que “producen” 2,57 millones de TM entre todos los productos químicos que allí deberían ser procesados¹, y se estima que al actual paso de disminución en la producción, ni siquiera llegarán a las 500 mil TM entre todos los derivados del petróleo. Lo insólito es que aquellos trabajadores que han denunciado tal situación han sido despedidos de sus trabajos. Recordemos que en ese complejo petroquímico han ocurrido varios accidentes, incluyendo un incendio a principios de 2017 que costó la vida a tres trabajadores, cuyas familias también denunciamos, aún no han sido indemnizadas por la industria².

Asimismo, nos informan sobre la grave situación de la refinería de Amuay en el estado Falcón, cuya industria con capacidad para refinar más de 600 mil barriles diarios, apenas estaría procesando menos de un 50% de su capacidad, la cual ha venido mermando de forma sostenida desde aquella tragedia en 2012, cuando una explosión hizo que fallecieran 39 personas y se vieran inmersos casi 100 heridos.

Desde ese entonces, Amuay no ha podido recuperarse de sus constantes incendios y semejantes explosiones en sus instalaciones, siendo otra de envergadura hacia finales de 2017³, y luego en este 2018 han continuado los eventos que han trastocado por completo las instalaciones internas de lo que en su momento fue la refinería más grande del mundo, pero de la cual ahora sólo quedan escombros y chatarra, y más deplorable, trabajadores lisiados por la negligencia, imprudencia y omisión de una “gerencia”, no sólo desconocedora del tema y el proceso petrolero, sino que hasta piensan que “militarizando” la industria es cómo van a “recuperar” la producción.

Es de tal gravedad lo que sucede en Pdvsa – Amuay, que la agencia de noticias Reuters, informó que el craqueador catalítico y una destiladora de esta refinería habrían dejado de funcionar⁴, incluso hasta por problema de agua. Es obvio que en un ambiente de esta naturaleza, Pdvsa se haya convertido en una empresa de la cual desconfían sus proveedores, al punto que Curazao acaba de anunciar que busca operador para la refinería que tiene ubicada en su territorio⁵. Verbigracia, Pdvsa no sólo pierde producción, sino mercados, incluyendo los del Caribe que sirven de venta y distribución para Centroamérica.

Tan grave es la situación de Pdvsa que sus jubilados están denunciando la desaparición de su fondo de pensiones por unos 3 mil millones de dólares, tema sobre el cual no se pronuncia la alta “gerencia”, y menos se escucha decir al “fiscal constituyente”, tan dado a encontrar culpables en la industria petrolera, a decir, cuando menos que habrá el inicio de una investigación sobre el particular. ¿Por qué tanta afasia sobre tan delicada denuncia por parte de quienes durante tantos años laboraron para la principal industria nacional?

Ante tal realidad, como lo hemos venido alertando, Pdvsa será vendida de manera simulada bajo el esquema de una “figura” llamada Sirec, (Sociedad de Inversión y Registro de Crudo)⁶, lo cual pudiera “mantenerla” a flote sin enviar petróleo a China durante un tiempo, y que Rusia pudiera oxigenar financieramente a la industria, mientras, según el madurismo, “logren recuperarse”. Por supuesto, tal barbarie constitucional, política y económica con una Pdvsa técnica, operativa y financieramente quebrada, Maduro y su “constituyente” junto con la anuencia del Tribunal “Stalinista” de Justicia (TSJ) tienen listo para vender a China y Rusia el 30% de las acciones de lo queda de la petrolera, a través de tal “figura de inversión”.

Pdvsa está a punto de ser rematada por unos irresponsables que con tal de perpetuarse en el poder, han hecho del país y la Constitución, el papel higiénico de su baño. Esa es la realidad ¿Permitiremos los venezolanos que el madurismo siga avanzando con sus perversos planes?

Hacia finales de 2017 alertamos que la producción llegaría al millón de barriles diarios y en este momento es una realidad. Ahora nuevamente avisamos que se prepara el remate de Pdvsa bajo el disfraz de una “inversión mixta simulada”. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ http://www.pequiven.com/index.php/38-recent-works/84-2010-2.html

² https://www.el-carabobeno.com/tres-muertos-incendio-complejo-petroquimico-moron/

³http://efectococuyo.com/sucesos/incendio-en-refineria-de-amuay-fue-por-falta-de-mantenimiento-denuncia-ivan-freites/

⁴ https://lta.reuters.com/article/domesticNews/idLTAKBN1JN2XE-OUSLD

http://www.noticierodigital.com/2018/06/reuters-refineria-curazao-busca-operador-sustituir-pdvsa/

⁶ https://www.aporrea.org/energia/a256250.html

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux