#Opinión Politólogo Jesús @CastilloMolleda: Sociedad Piraña

El límite de paciencia de los venezolanos supera los niveles de las sociedades mundiales lo que determina que los venezolanos o se encuentran invadidos de temores o se están acostumbrando a vivir en la miseria. Ambas representan un mal presagio para el futuro del país. En la Venezuela actual la frase “vivir” ha sido sustituida por  “sobrevivir”. Es inaguantable la situación económica actual, el hecho de soportar los incrementos en los precios de todos los productos y servicios en minutos, si para muchas sociedades le es muy difícil soportar una inflación de 5% anual, cómo se soporta en Venezuela una inflación de 4% diario sin que la sociedad haya explosionado, se convierte, sin ninguna duda, en un hecho poco comprensible para el resto del mundo.

El gobierno nacional ha implementado programas sociales para un número importante de beneficiados quienes al momento de recibir los recursos por medio de “bonos” provenientes del carnet de la patria, pensiones, poco pueden comprar con ello dada a la crisis económica, lo que amenaza la supervivencia de esos programas. La sociedad venezolana no solo se enfrenta a un mal gobierno también se enfrenta entre sí, porque de la crisis han surgido diversos tipos de negocios alternos los cuales han convertido a la sociedad en “Pirañas”, porque suelen comportarse como depredadores queriendo devorar a sus iguales. Y es que, con la excusa  que de algo se tiene que vivir y que la situación está muy mal, muchos ciudadanos se convierten en grande especuladores de todo lo que venden hasta llegar a los extremos de realizar re-marcajes de precios a los productos que vienen con los precios sugeridos.

Salir tras la búsqueda por adquirir alimentos, medicamentos, repuestos, materiales de oficina, ropa, calzado, tecnología, artículos de ferretería, cauchos, lubricantes para vehículos, motos, lanchas, un pasaje aéreo, terrestre, marítimo, es una gran odisea. Al realizar varios recorridos por la ciudad así como buscar precios por páginas de internet y redes sociales las diferencias de los precios del mismo producto es asombrosa, quienes logren tener dinero en efectivo son altamente beneficiados de precios muy por debajo de los productos adquiridos por puntos de ventas o transferencias, por lo que, una sociedad en la que tener dinero en efectivo es un lujo sin ninguna duda es una sociedad “Pendeja”.

Las ciudades del Estado Táchira, como: San Cristóbal, San Antonio, Colonsito, Michelena, Tariba al Igual que las ciudades del Estado Zulia: Maracaibo, San Francisco, Santa Rita, Miranda, Cabimas, Lagunillas se ven altamente afectadas por el contrabando de combustible, además de los cortes del servicio eléctrico en estaciones de servicio que provocan inmensas colas para poder surtir combustible, hecho que facilita los actos delictivos, pues los dueños de lo ajeno aprovechan para robar a quienes se encuentren en las colas, y aunque parezca increíble, ni siquiera esos hechos estimulan la reacción en cadena de los ciudadanos.

El gobierno y la oposición política son muy buenos en hacer las cosas mal, lo que minimiza la esperanza de los ciudadanos por alcanzar el bienestar esperado. En caso de que los ciudadanos no reaccionen de manera organizada estableciendo redes de asociaciones estratégicas por parroquias,  municipios, estados, sin esperar a un Mesías salvador, la crisis empeorará cada día. Como lo dijo Carlota Valles “Cuándo una sociedad permite que sus gobernantes les quiten hasta el derecho de poder elegir que comprar, esa sociedad estará condenada a la miseria y el atraso”

articulosjesuscastillo@gmail.com                   @castillomolleda

S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor)

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux