#Opinión: Paracos secuestran a militares para amenazar a la FANB por @SebastianaSin Barráez

Sebastiana Barráez

@SebastianaSin

El 19 de septiembre publicamos en este espacio de Punto de Corte el artículo “La silenciosa invasión de la frontera”. Ahí explicamos lo que está sucediendo en la aldea Las Cumbres del municipio Pedro María Ureña, con la llegada del grupo que se identificó como el paramilitar “Los Rastrojos”. Pasaron 42 días, sin que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se diera por enterada, hasta que Los Rastrojos asaltaron un puesto militar, robaron armas y secuestraron a un efectivo castrense.

Esa acción ocurrió en el puesto de frontera “La Mulata” perteneciente al segundo pelotón de la tercera compañía del destacamento 212 de la Guardia Nacional.  “La Mulata” queda en el municipio Pedro María Ureña del estado Táchira. El reporte militar dice que llegaron un centenar de paramilitares pertenecientes al grupo “Los Rastrojos”, con armas largas y granadas, tomaron las instalaciones del puesto militar, luego de someter a los funcionarios de la Guardia Nacional, se llevaron 02 fusiles AK 103, cinco cargadores con 30 cartuchos cada uno  y  secuestraron al comandante del pelotón, SA Gerson Antonio Hernández Sanguino.

La condición que colocan los paramilitares para no matar al jefe del pelotón, es que deben entregarles a sus dos compañeros, que fueron capturados horas antes en el marco de la “Orden de Operaciones Multidimensional, Específica, Combinada e Integral Los Andes 2018”, cuando una Comisión dirigida por el capitán José Daniel Salazar Ramírez, comandante de la Base El Diamante, detuvo a los dos paramilitares, incautándole dos sub ametralladoras con 94 cartuchos.

Así, aunque parezca inaudito, un grupo paramilitar amenaza a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana quien ordenó reforzar los puestos fronterizos La Mulata, La Laja, Garrochal y El Cují.

Un oficial, quien pidió no ser identificado, revela que la situación generó un clima más tenso del acostumbrado y que la orden que habría dado un alto oficial desde Caracas es que los paramilitares fueran liberados para evitar que asesinen al comandante del puesto de La Mulata y bajar la presión en la zona. Es decir que la FANB negocie la liberación del militar venezolano a cambio delos dos paramilitares de Los Rastrojos.

PARACOS ESTABLECIDOS

En el artículo del 19 de septiembre les expliqué que en la aldea Las Cumbres, del municipio Pedro María Ureña, llegó el 10 de septiembre, un grupo de más de 50 hombres armados con granadas, armas largas, lanza granadas, fusiles y tiras cruzadas con muchas municiones.

Las Cumbres está a 30 minutos de la alcabala de la Guardia Nacional del punto de control de El Vallado. Es decir, si usted se traslada desde Ureña, llega a la alcabala El Vallado y si sube a la izquierda, llegará a la aldea El Oso y de allí pasa a Las Cumbres, si sigue llega a Los Palmares y más allá a La Mulata. De manera que la aldea Las Cumbres está a unos 4 o 5 kilómetros en línea recta. Es decir que a Las Cumbres se llega por “El Vallado” y por “La Mulata”.

Se identificaron como paramilitares del grupo Los Rastrojos. Hicieron un censo entre los habitantes de la aldea, preguntaron por los dueños de cada una de las casas que hay en el lugar, registraron sus datos de identidad.

Ahí estuvieron los paramilitares durante cuatro días en el censo y registro de personas y propiedades. Algunos se quedaron en calidad de vigilar- Los otros se movieron hacia otros sitios del municipio. No es casual que los paramilitares se instalen en ese lugar, que es una  zona estratégica para el contrabando de la gasolina y cualquier producto.

Este grupo Los Rastrojos, que llegó a la aldea Las Cumbres está integrado por personas con acento colombiano y otros con acento popular caraqueño. Todos estaban uniformados, con armas largas y con un brazalete en el brazo con la letra R en rojo.

Les expliqué que lo inaudito es que en Potreritos el Ejército venezolano tiene una carpa, donde algunos de los paramilitares se quedaron durante esos días.

Lo que sí hay que resaltar es que un grupo especial de militares venezolanos recorrió la zona de Los Palmares, porque varias personas denunciaron la presencia de muchos sujetos irregulares armados y uniformados, pero la FANB no encontró a ninguno de esos individuos.

SOBERANÍA Y TERRITORIO

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece claramente cuál es la responsabilidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que es la institución del país que tiene el monopolio de las armas para defender el territorio y la soberanía.

En el Capítulo III que se refiere a la Fuerza Armada, se lee en el Artículo 328:

“La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y la ley…”

Y el Artículo 329, destaca que “el Ejército, la Armada y la Aviación tienen como responsabilidad esencial la planificación, ejecución y control de las operaciones militares requeridas para asegurar la defensa de la Nación. La Guardia Nacional cooperará en el desarrollo de dichas operaciones y tendrá como responsabilidad básica la conducción de las operaciones exigidas para el mantenimiento del orden interno del país…”

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux