#OPINIÓN Denuncia @SebastianaSin Barráez A Alias “Garganta” del ELN lo mandaron para Ramo Verde

 

Sebastiana Barráez

@SebastianaSin

Este martes en horas de la tarde se llevó a cabo, en los tribunales militares de Caracas, la audiencia de presentación del guerrillero colombiano, Luis Felipe Ortega Bernal, conocido con el alias de “Garganta” y quien es el comandante del grupo que asesinó a los tres guardias nacionales en el sector Picatonal,  municipio  Átures del estado Amazonas.

En la acción de la guerrilla en territorio venezolano, resultaron muertos los sargentos primero  Alfredo Antonio  Zolano Guevara (Portuguesa) y Robert José Artahona Díaz (Apure), así como el sargento segundo José Jean Pierre Martínez Bolívar (Apure).

A Ortega Bernal le habrían imputado los delitos de porte ilícito de arma de guerra, subversión, ultraje al centinela y contra la seguridad de la Fuerza Armada.

Hay que destacar que el guerrillero colombiano, portaba documentos de identidad venezolanos, entre ellos cédula de identidad, licencia de conducir y carnet de la patria.

Ortega Bernal (C.I. N° 91.186.752) fue capturado cuando se realizó una Operación militar  conjunta,  52 BINFS, CZGNB 63 Amazonas, DVF 63 y CICPC Amazonas, planificada por la ZODI 63 Amazonas, a cargo del GB Luis Eduardo Bustamante Pernía, Comandante de la 52 Brigada de infantería de selva. La intención de la Operación fue enviar unidades de combate salieron desde el sector “Ojo de Águila”, unos por aire y otros por vía terrestre, con la intención de hacer operaciones de identificación de grupos armados en la zona.

Cuando realizan un avance vía terrestre a la zona con 2 unidades militares y vía aérea a la hacienda Mangal, encuentran dos casas utilizadas por el Ejército de Liberación Nacional (ELN). En una posada del lugar detienen a Ortega Bernal y a sus dos escoltas, quienes portaban armas cortas y una granada de mano, específicamente 4 pistolas con cargadores y 150 cartuchos cada una, además un 1 flower 5.5.

Por cierto que el comandante guerrillero, y sus dos escoltas, tenían en el lugar donde fueron capturados  a tres jóvenes; una de ellas una niña de 14 años, otra de 16 y una jovencita de 19 años.  Ellas también fueron detenidas y presentadas como colaboradoras de la organización guerrillera.

Luego de la audiencia, el tribunal militar ordenó que el comandante eleno fuese recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, a dónde fue trasladado en horas de la noche.

EL MINISTRO

Aunque el general en jefe (Ej) Vladimir Padrino López ha sido duramente criticado por no identificar a los atacantes de los militares como miembros de la guerrilla colombiana y referirse a ellos como “paramilitares”, hay que reconocer que desde la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se desplegó una actividad para enfrentar a los irregulares que invaden el territorio, que en este caso lamentablemente dejó a tres jóvenes militares asesinados.

Y heridos a los oficiales:  Tcnel. Williams Bastidas, el Cap. José Alexander García, S2 Carlos Rivero Betancourt,  S2. Rafael Tovar Geraldo, S2 Angelo Antonio Vargas Palenzuela, S2 José Ricardo Tinedo Ramírez, S1 Josue Cañizales Suárez, S1 Cristóbal José Rivero Oduver, S1 Carle de Jesús Laya Ortega y S2. Abraham Agustin Solano Venta.

“Es lamentable –dijo el ministro Padrino López- para todos nosotros la situación que ocurrió en Amazonas, lamentable para nosotros y para Venezuela. Nuestra Fuerza Armada ha sido atacada cobardemente por grupos armados paramilitares que pretenden operar en nuestro territorio. Esto, como consecuencia de la detención de un grupo de personas, 9 exactamente, que se dio en el barrio Escondido 3 de la parroquia Fernando Girón Tovar, estado Amazonas (…) Estas personas portaban armas de fuego, fusiles, pistolas, facsímil hasta una granada fragmentaria”.

“Aquí en Venezuela no hay cabida para grupos armados que estén al margen de la ley”, destacó el ministro, repitiendo la frase que hace unos meses dijo en una reunión ante el generalato de los diversos componentes de la Fuerza Armada. Incluso en una entrevista en el canal del Estado, en aquel momento, enfatizó públicamente que no iban a permitir que ningún grupo armado, que no fuera la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, permaneciera en territorio venezolano. Lamentablemente el titular castrense no pudo cumplir su palabra.

DE LOS PARAMILITARES A LA GUERRILLA

No han sido unos días nada fáciles para la Fuerza Armada, quien ha debido sortear algunos hechos que exponen la vulnerabilidad que tenemos como país. Uno de ellos fue la semana pasada cuando el grupo paramilitar Los Rastrojos, atacó el puesto militar La Mulata, ubicado en el municipio Pedro María Ureña del Táchira y se llevó como rehén al jefe del puesto militar de la Guardia Nacional, sargento (GNB) Gerson Hernández Sanguino, quien fue liberado poco después.

Ese incidente ocurre luego que en horas de la mañana las autoridades venezolanas detuvieron a unos miembros de Los Rastrojos; sus compañeros asaltan La Mulata para presionar a su entrega. Se llevaron dos fusiles AK-103 y  cinco cargadores con 150 cartuchos.

El 25 de julio del año en curso, el Ejército de Liberación Nacional asesinó al teniente (Ej) Roberto Ulpin González, en el sector “Puente de Casa de Tubo”, en caño motilón, municipio Catatumbo del estado Zulia. Y el 6 de agosto, asesina con el estallido de una mina anti persona al sargento segundo del Ejército Brayan Alexánder Acosta Fruto. Por esos hechos hubo varios detenidos, de los cuales no se supo qué pasó con ellos, aun cuando algunos estaban identificados como miembros de la guerrilla colombiana.

Ante esos dos hechos no hubo ningún pronunciamiento oficial, por parte del ministro ni del comandante estratégico operacional, ni siquiera por el presidente de la República como comandante en Jefe de la Fuerza Armada.

Ahora la reacción de indignación fue tanta que no solo sacudió a la Guardia Nacional, componente directamente afectado, sino al resto de los componentes de la institución armada, lo que presionó a que el ministro de la Defensa hiciera una declaración pública y luego el canciller buscara endosarle la responsabilidad a Colombia.

Fuente: Punto de Corte

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux