Jair Bolsonaro habla en exclusiva sobre la influencia de la fe en su gobierno

Jair Bolsonaro está en Estados Unidos para no solo decirle a Donald Trump que él tiene un presidente que lo admira, sino que también es amigo de los Estados Unidos.

Luego de su reunión con el presidente Trump, Bolsonaro se sentó para una entrevista exclusiva con CBN News, red de noticias a la que pertenece Mundo Cristiano, en Blair House, ubicada a pasos de la Casa Blanca.

En ese encuentro, Bolsonaro habló sobre el traslado de la embajada de Brasil, de Tel Aviv a Jerusalén.

“Cada país tiene el derecho de decidir dónde está su propia capital, y la capital de Israel se convirtió en Jerusalén, por lo tanto, estamos estudiando la posibilidad de tomar esa decisión en el momento adecuado. Cuando Trump asumió el control, le tomó casi 9 meses tomar esa decisión, ahora estoy en mi tercer mes”, indicó Bolsonaro.

“En gran medida, apoyo lo que hace Trump; él quiere hacer grande a Estados Unidos, también quiero hacer grande a Brasil. También me preocupa la entrada indiscriminada de extranjeros sin ningún criterio. Pero más allá de esto, ambos somos cristianos y somos hombres temerosos de Dios”, precisó Bolsonaro.

El segundo nombre de Bolsonaro es Messias, la versión en portugués de “Mesías”. Es católico y su esposa, Michelle, es evangélica protestante que asiste a una iglesia bautista.

Un intento de asesinato por parte de un atacante con un cuchillo un mes antes de las elecciones casi le costó la vida a Bolsonaro. Él dice que es un milagro que esté vivo hoy.

“Los médicos que me atendieron dijeron que por cada 100 apuñalamientos del tipo que soporté, solo una persona sobrevive. Así que soy un sobreviviente y le debo mi vida a Dios. Esa fue su voluntad para que viva”, comentó Bolsonaro.

Bolsonaro se ha rodeado de conocidos evangélicos brasileños, como el pastor Silas Malafaia, que regularmente visita y ora con Bolsonaro. Silas le dijo a CBN News que cree que Bolsonaro es el hombre elegido por Dios para dirigir Brasil.

“Aunque Bolsonaro no es evangélico, él siempre defiende los principios que nosotros los evangélicos hemos defendido: él está en contra del aborto, está en contra de los privilegios del movimiento LGBTQ, reconoce la grandeza y la importancia de Israel, defiende a la familia y quiere combatir la corrupción y restaurar nuestra economía”, comentó Malafaia.

En su primer día oficial como presidente, Bolsonaro prometió hacer de los principios judeocristianos una prioridad máxima en su administración.

El presidente brasileño habló sobre el impacto que décadas de ideología de izquierda ha tenido en el tejido social y espiritual de Brasil.

“La ideología de la izquierda se ha apoderado de las universidades y también de los periodistas de Brasil. El impacto ha sido el peor posible, y uno de los principales objetivos es erosionar los valores familiares”, expresó.
Fue este tipo de mensaje el que llevó a la mayoría de los evangélicos de Brasil a apoyar a Bolsonaro.

“Los evangélicos de Brasil equivalen a un tercio de la población y están creciendo. Recibí un apoyo masivo de ellos porque hasta hace poco no tenían a quién apoyar que compartiera sus valores y su fe”, indicó Bolsonaro.
El lema de Bolsonaro es “Brasil por encima de todo y Dios por encima de todo”. ¿Qué quiere decir con eso?”

“He sido congresista durante 28 años y vi que en la política la verdad casi nunca existió, y mi sensación es que nuestra gente está sedienta de saber la verdad”, comentó.

Su versículo bíblico favorito es Juan 8:32.

“Al igual que en un matrimonio entre un hombre y una mujer, si no se tiene la verdad, el matrimonio termina rápidamente. En la política, si no tiene la verdad, el gobierno termina rápidamente”, expresó.

Después de esta entrevista, el presidente Bolsonaro se reunió con un grupo de destacados líderes evangélicos estadounidenses. Entre ellos, el Dr. Pat Robertson y Gordon Robertson, de The Christian Broadcasting Network (CBN), y el evangelista Reinhard Bonnke.

La delegación estadounidense oró por Bolsonaro y prometió apoyar a su administración mientras lucha para proteger la herencia cristiana y los valores familiares de Brasil. También se comprometieron a ayudar a Brasil a proporcionar ayuda humanitaria a los que sufren en Venezuela.

“Reconozco el trabajo que hacen los evangélicos en mi país, que no es diferente de lo que hacen en todo el mundo: compartir la Palabra de Dios y fortalecer los valores familiares”, concluyó Bolsonaro.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux