Opinión Jesús Petit da Costa: Rescatemos a Guaidó de los colaboracionistas

Tengamos claro lo siguiente:

1.- En esta etapa Guaidó es imprescindible por dos motivos: Tiene la legitimidad constitucional de Encargado de la Presidencia de la República y tiene el reconocimiento como tal de 50 países. Es, pues, un activo insustituible por ahora que debemos preservar.

2.- Para preservarlo como activo debemos liberarlo del cerco colaboracionista que pretende convertirlo en instrumento suyo. Y para liberarlo del cerco colaboracionista debemos librar un combate ideológico y estratégico contra los colaboracionistas.

3.- Para evitar el debate ideológico y estratégico los colaboracionistas se escudan en la unidad. Pero unidad no es unanimidad. La unanimidad es contraria a la democracia, tanto la externa (en el país) como la interna (dentro de un movimiento político). La unidad no es incompatible con las diferencias sobre todo estratégicas pero incluso ideológicas. En los partidos mismos, aún habiendo adhesión a una ideología, existen tendencias o corrientes divergentes que luchan entre sí por tomar la dirección. Con mayor razón en este caso cuando no hay siquiera adhesión ideológica sino coincidencia política.

4.- Guaidó se sostiene en dos fuerzas opuestas: los colaboracionistas y los radicales. Ambas fuerzas sólo coinciden actualmente en apoyarlo como Encargado de la Presidencia de la República. Pero los colaboracionistas cuentan con la Asamblea Nacional en la cual son mayoría circunstancial. Basados en esta circunstancia pretenden imponerse a Guaidó. Si Guaidó se entrega a ellos tendrá apoyo parlamentario, pero perderá el apoyo popular. Y sin apoyo popular no habrá Cese de la Usurpación, ni formará un Gobierno de Transición.

5.- Nuestro papel es liberar a Guaidó del cerco que le han tendido los colaboracionistas para obligarlo a entregarse a ellos. Y para ello forzarlo a dar pasos decisivos. El inmediato: aplicar el 187.11 fundamentándose en que Venezuela está ocupada por Cuba, Rusia, China, el terrorismo islámico y la delincuencia transnacional con el narcotráfico. En consecuencia, para que Cese de la Usurpación debe producirse el Cese de la Ocupación.

Para el Cese de la Ocupación necesitamos el auxilio de los países amigos, porque los venezolanos no contamos con la fuerza para ello ya que la FAN es un ejército de ocupación al servicio de los invasores de Venezuela. Cesada la ocupación de Venezuela por esas fuerzas extranjeras, los venezolanos nos bastamos para el Cese de la Usurpación de Maduro.

Como el orden de los factores altera en este caso el resultado forzamos al ingeniero Guaidó como Encargado de la Presidencia de la República a solicitar auxilio internacional para el Cese de la Ocupación de Venezuela por potencias extranjeras, el terrorismo islámico y la delincuencia transnacional a fin de que los venezolanos, por sí mismos, pongamos Cese de la Usurpación de Maduro.

Forzamos a Guaidó a que no pierda más tiempo y vaya directo a la cuestión planteada: llame al Cese de la Ocupación invocando el 187.11 para que pueda darse el Cese de la Usurpación.

Rescatemos a Guaidó de las garras colaboracionistas que lo están haciendo perder el tiempo, poniendo en peligro su liderazgo y sobre todo la liberación de Venezuela.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux