Aquiles Hopkins: El ciclo de invierno es el peor en la historia

El presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, alertó que en lo que va de ciclo de siembra de invierno, que inició el 1° de mayo en la mayoría del país, los productores agropecuarios no han sembrado ni 70.000 hectáreas en el occidente del país, cuando en años anteriores a esta fecha ya se había cultivado 300.000 hectáreas solamente de maíz.

Este ciclo de siembra de invierno es el peor en la historia de Venezuela. La situación es realmente preocupante, el campo venezolano está desolado. En los Andes no hay siembra de hortalizas, y si avanzamos por el llano, prácticamente no conseguiremos siembras de maíz ni de arroz”, dijo el líder del sector agrícola,

Indicó que, para cubrir el consumo de maíz blanco para la arepa del venezolano, que históricamente se sitúa en 1,6 millones de toneladas, los productores deberían sembrar aproximadamente unas 500.000 hectáreas, solo de maíz blanco. “Si en este momento hay 50.000 hectáreas de maíz sembradas, eso equivaldría a apenas 10% del requerimiento, solo si todo ese maíz fuese blanco. Pero la verdad es que 60% es amarillo. Esa es la realidad”.

El ciclo de siembra de invierno es considerado como el más importante del año por la temporada de lluvias, cuando se produce cerca de 70% de los alimentos.

Hace aproximadamente 30 días, las lluvias iniciaron en el occidente del país. “En el pasado sembramos 200.000 hectáreas de maíz en el estado Portuguesa, 80.000 en Barinas y hasta 20.000 hectáreas en Yaracuy. Este es el peor año, no hay semillas, no hay insumos, prácticamente no hay agroquímicos ni fertilizante. Tampoco hay semillas ni fertilizantes para hortalizas, y está desapareciendo el cultivo de naranja por una bacteria que la está afectando desde hace tres años”.

Desde 2008 Fedeagro registra una caída sostenida de la producción. Hace 10 años las asociaciones productoras que agrupa el gremio agrícola lograban cubrir la totalidad de la demanda de maíz blanco, porque había abastecimiento de fertilizantes, urea y agroquímicos por parte de empresas privadas que los proveían de los suministros, como por ejemplo Agroisleña, la principal distribuidora de agroinsumos en el país hasta que el fallecido Hugo Chávez la expropió en octubre de 2010.

Los productores garantizaban el consumo por un año, hasta el próximo ciclo de invierno; y 35% de maíz amarillo para alimentos para animales.

Era tanta la producción primara, que las industrias compraban maíz blanco para producir todo el año y lograban exportar harina de maíz precocida hacia mercados donde había venezolanos, como Estados Unidos, Colombia y Europa.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux