#OPINIÓN Columna Verdades y Rumores por @Darwinch857: La verdad sobre el asesinato del capitán Acosta Arévalo

PARTE DE GUERRA. La “crueldad institucionalizada” del oficialismo de nuevo vuelve a ser noticia. Ellos celebran con ese tipo de acontecimientos porque les permite reforzar la “bóveda del miedo” que han venido construyendo con el fin de someter a la oposición a todo nivel. Crímenes como el asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, les genera daños casi que irreparables para sus ya voluminosos expedientes por violaciones a los derechos humanos. Pero les sirve para generar terror en la población y que buena parte de ésta se abstenga no sólo de participar en los eventos convocados por la oposición, sino que piensen que aquí no hay soluciones posibles. Es un juego macabro generado mediante la asesoría cubana. Mientras el horror sigue su marcha, también una negociación está en desarrollo más allá de los encuentros entre el oficialismo y la oposición. Muchos consideraran que conversar en medio de los crímenes que cometen los cuerpos de seguridad, es una aberración. Nadie los puede culpar de pensar de esa forma, pero hay muchos casos en los cuales en paralelo se entablan negociaciones, mientras las bombas y disparos siguen sonando, aunque sea macabro. Con lo que no contaba el régimen, es que este nuevo crimen terminaría de paralizar las conversaciones. Mientras las vías políticas lucen estancadas por el momento, las dificultades se incrementan y se disparan las proyecciones de aumento en la diáspora. Ya son más de cuatro millones de venezolanos que han huido y se calcula que de aquí a 2021 emigren entre 4 y 5 millones más. Se trata de la migración más gigantesca jamás vivida en la historia de la humanidad. Y todo gracias al socialismo chavista.

NEGOCIACIÓN (I). Hay muchas informaciones no oficiales en torno a una negociación para construir una solución al conflicto venezolano. Varían en muy poco, pero coinciden en dos aspectos fundamentales: transición y elecciones. Antes del asesinato del capitán Acosta Arévalo consulté a mis fuentes y me aseguraron que se mantenían firmes las conversaciones secretas entre EEUU y Rusia con el fin de construir un acuerdo que permita salidas a la crisis venezolana. Estas negociaciones son parte de un gran esfuerzo internacional, que tendría su expresión más visible en las conversaciones que debieron darse en Barbados, pero que fueron suspendidas por Juan Guaidó a raíz del brutal crimen. Esto es sólo una suspensión parcial, porque no es definitiva. No es un pecado que dos de las potencias mundiales traten de encontrar una solución. No es un error que los gringos hablen por la oposición y los rusos por el régimen. Ellos son garantes de cada uno de los bandos, tal como expliqué hace más de dos semanas. En aquella ocasión me aseguraron que la necesidad de unas elecciones había sido aprobada por esos dos países, aunque diferían del contexto. Estados Unidos sostiene la posición esgrimida por los opositores que implica una depuración absoluta del sistema electoral antes del proceso comicial. Pero durante el fin de semana llegaron nuevos detalles. El primero es que se ratifica que desde el oficialismo el gran impulsor de este proceso es Diosdado Cabello, quien ha desplazado a Maduro y a los cubanos en la búsqueda de una salida al problema. DC persiste en su intención de crear una solución a su problema de seguridad para él y su familia, pero que además le permita seguir en la política quedando como el líder indiscutible del chavismo. Por eso fue a Cuba y se sentó con Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel asegurando que ya negociaba con los gringos. Cabello entiende que la situación en Venezuela es insostenible y que se requiere de un mecanismo no sólo de distensión, sino también para atender de emergencia los graves problemas que afectan a la mayoría. Lo segundo que me informan y que es lo más importante es que se comienza a dar forma a una transición. Ese paso previo antes de unas elecciones es compartido por los dos bandos. Se estima que el país está en muy malas condiciones para ir directo a unas elecciones. Hay consenso en torno a un período de transición que puede durar un año como mínimo, pero difieren en la necesidad de purgar el CNE y a todos los actores de un sistema viciado. Tomó tanta forma la transición, que se habló de una junta de gobierno encabezada por un representante opositor y otro oficialista, con el fin de generar los equilibrios que garanticen el éxito de unos primeros meses que serían muy duros. Eso coincide con una apreciación muy personal, porque siempre he creído que cualquier transición no puede excluir al chavismo, porque es una tendencia política que a pesar de los errores cometidos y la tragedia causada por sus cabecillas, seguirá presente en la política venezolana. Si usted se aparta de los radicalismos y baja los insultos, en el caso que los use, encontrará sentido a esa idea ¿Quiénes serían los representantes de ambos sectores? Eso aún no se ha tocado. Aunque en el caso opositor considero que debe ser Juan Guaidó. Sin embargo, a raíz de los últimos acontecimientos hay cambios temporales en la negociación.

EL ASESINATO. Muchas especulaciones han aparecido a raíz del brutal asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo. Todas coinciden en las torturas que recibió en las mazmorras de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Inclusive se han filtrado supuestos detalles de la autopsia que revela el diagnóstico de su muerte. En ese sentido el colega periodista, Eligio Rojas, presentó un extracto del informe forense: Edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiolisis por politraumatismo generalizado”. Asimismo se asegura que además de los politraumatismos severos, tenía varias costillas y otros huesos rotos. Ese es el resultado de crueles métodos de tortura ¿Y en qué consistió la tortura? Para conocer los detalles consulté a una fuente de inteligencia que me reveló los detalles más sórdidos: “Ese militar fue detenido y llevado a la DGCIM por orden del general Padrino López. Había dos agentes de contrainteligencia encargados de “atenderlo” para sacarle la información. Se les dijo que ese capitán de corbeta había almacenado explosivos en varias viviendas de dirigentes opositores. Se les exigió acelerar la obtención de los detalles. De pronto se recibió una llamada del general Padrino informando que todo quedaba en manos del también general, Néstor Reverol. Durante las primeras horas llegaron tres militares quienes no son parte de la DGCIM y asumieron la tarea de sacarle información. Usaron métodos muy crueles. Parecía que no tenían los conocimientos para torturar sin causar la muerte del detenido. El principal método que usaron fue colocar un cinturón en la garganta de Acosta Arévalo y en la medida que iban apretando la correa para que le faltara el aire, lo golpeaban con dureza en su región abdominal. La intención era provocarle un colapso y que diera la información. Cada vez que se ahogaba, bajaban la intensidad del castigo. La dosis la repitieron una y otra vez, pero llegó un momento en el cual se fue poniendo morado, dejó de respirar, quedó sin conciencia y cayó al piso. A pesar del estado en el cual estaba, los militares se negaron a darle RCP para que recobrara la conciencia. Alegaban que el reaccionaría. Cuando no reaccionó, lo llevaron a darle asistencia médica pero ya el mal estaba hecho. A partir de ahí el detenido quedó sin capacidad motora y así fue llevado al Tribunal Militar, cuyo juez ordenó trasladarlo al Hospitalito en Fuerte Tiuna y murió. Hasta ahora de los cinco implicados sólo hay dos detenidos, lo que hace suponer que los tres restantes están siendo protegidos por personajes poderosos del régimen”. La explicación es clara y no necesita mayores interpretaciones. Eso demuestra que en Venezuela hay una “crueldad institucionalizada”. El asunto se le fue de las manos al oficialismo, sobre todo porque hace pocos días estuvo de visita la señora Michelle Bachelet y ella dejó a dos representantes en el país. Este nuevo caso le está saliendo muy caro al régimen. Esta es la triste verdad. Como dice mi amigo Ángel Monagas: “Haga usted el juicio”.

NEGOCIACIÓN (yII). Ahora bien, en la oposición no hay mayores diferencias en torno a la negociación, ya que sólo el grupo de radicales liderados por María Corina Machado y Antonio Ledezma se oponen. Distinta es la situación en el oficialismo en el cual Maduro tiene su agenda, mientras Diosdado Cabello también tiene la suya. Por ahora, el mejor posicionado es Cabello porque entabló conversaciones con los gringos, dejando a Maduro por fuera. Pero también es cierto que sin el “Madurismo” no habrá un acuerdo satisfactorio. Ahí está una primera piedra de tranca, porque Maduro y sus secuaces estan interesados en encontrar una salida, pero sin ceder ante las exigencias más importantes de la oposición. Eso trancó el serrucho. Maduro quiere elecciones con el mismo CNE y que no haya una transición. El desea ser candidato a la Presidencia o en su defecto lanzar a Héctor Rodríguez. Cabello quiere la salida de Maduro, apoya la transición y que sea él el abanderado del PSUV. Con el asesinato del militar se terminó de estancar la negociación. Incluso la decisión de Guaidó de congelar las conversaciones es importante, porque le agrega mayor presión al oficialismo. Las cosas podrían retomar su cauce más o menos normal, cuando exista una real intención de Maduro por acordar una salida ¿Y cuándo será eso? No tengo dudas que eso ocurrirá cuando Cuba consiga todo o buena parte de lo que está buscando. Lo cierto del caso es que con muchos tropiezos se sigue buscando un acuerdo que permita construir poco a poco la solución al conflicto. Recuerden que este proceso no es un simple diálogo entre oposición y oficialismo, sino que Estados Unidos y Rusia son los garantes de todo lo que está hablándose. Pensar en una acción armada para sacarlos del poder, es por ahora una ilusión. Para eso voy a usar una expresión de la politóloga, Colette Capriles: “Eso es política al estilo Harry Potter”.

SANCIONADO. Hace pocos días se oficializaron las sanciones por parte de Estados Unidos contra Nicolás Maduro Guerra, mejor conocido como “Nicolasito”. El hijo de Maduro siempre ha sido muy gris en política, pero muy hábil para los guisos. Además él y su padre se han rodeado de gente con destrezas para los negocios turbios. Hace varias semanas el ex director del SEBIN, general Manuel Cristopher Moreno, acusó a “Nicolasito” y a uno de sus socios de fechorías, Santiago Morón, de sacar oro de las bóvedas del Banco Central de Venezuela. Ante tal denuncia elevé una consulta a los organismos de seguridad y lo obtenido es relevante y grave: “Los grandes socios de Maduro y Nicolasito están en la familia Morón del Zulia encabezada por Ricardo (padre) y sus hijos Santiago y Ricardo. Ellos han distribuido el dinero de la familia presidencial y el de ellos por varias partes del mundo. No sólo han comerciado con oro, sino también con Coltán, que es un mineral de gran costo y demanda por la industria de la tecnología”. Luego de las sanciones de EEUU hice otra consulta: “Esa decisión de Estados Unidos afecta poco a “Nicolasito” y a los Morón, ya que en Estados Unidos no tienen nada mayor que perder. Esa familia sólo tiene dos casas en Doral. El dinero y propiedades están bien distribuidos entre Rusia, China, Francia y hasta en España. Ni pendejos que fueran para dejar un elevado patrimonio en EEUU. De los dos hijos es Santiago el más expuesto políticamente porque siempre está con “Nicolasito”, mientras que Ricardo se ocupa más de lo operativo. Lo que haga la gestión de Donald Trump no les afectaría, caso contrario ocurriría si Francia y España indagan sobre lo que tienen en sus territorios”. Esto quiere decir que “por ahora” esas riquezas están protegidas.

RACIONAMIENTO. Hace pocos días se hizo una reunión de muy alto nivel en la Residencia Oficial. Omar Prieto convocó a sus más cercanos. El tema de la cita fue una profundización del racionamiento eléctrico, porque ninguna de las soluciones propuestas estará lista a corto plazo para aliviar las penurias de los zulianos. La conversación giró en cómo afrontar las consecuencias sociales de tal agravamiento de los apagones. El sistema sigue en muy mal estado, tal como lo demostró el reciente incendio ocurrido en una sub estación ubicada en la C1 y que se suscitó producto de la lluvia que caía sobre la ciudad. Hoy más que nunca el servicio eléctrico está muy vulnerable ¿Por qué se elevó la preocupación de Omar Prieto? ¿Recuerdan aquel caso que comenté sobre los muchos millones de euros que Maduro le aprobó a Prieto para la recuperación y modernización de la vieja Planta Ramón Laguna? Esa es la raíz de las angustias actuales del Gobernador ¿Por qué? Si bien es cierto que el experto enviado por la empresa que vendió las piezas aseveró que si podían ser usadas para recuperar y modernizar la Ramón Laguna, también es real que los técnicos de Corpoelec que tendrían a su cargo los trabajos, admitieron que no conocen esa nueva tecnología y por lo tanto no podían ejecutar el plan ¿Entonces por qué no se contratan esas labores con la empresa que vendió los nuevos equipos? Porque los vivarachos que se encargaron de la compra, nunca previeron que debían dejar dinero para esos trabajos. Se les hizo la boca agua con el ahorro que obtuvieron y con las ganancias alcanzadas. El gran problema es que el dinero se acabó y no tiene la Gobernación del Zulia los recursos para pagar por esas labores. Y Prieto tampoco puede acudir ante Maduro a pedir más plata. Como sólo estaban pendientes del guiso, no tomaron en cuenta que el contrato de servicio puede superar el costo de los equipos adquiridos ¿Pagarán de su bolsillo esos trabajos? Lo dudo.  Omar tiene un problema muy grave, porque se profundizará la crisis eléctrica y no tendrá argumentos para justificar más apagones ante Maduro ¿Cumplirá éste la amenaza de sacar a OP de la Gobernación? Esperemos.

TORTURAS. En la Venezuela del oficialismo la maldad es una práctica común. El reciente asesinato del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, producto de las torturas a las que fue sometido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), es parte del terror como política de Estado que Maduro y el resto de sus secuaces civiles y militares han implantado. Cuando conocí los detalles de las condiciones en las cuales, golpeado y sin poder caminar ni hablar, este militar retirado fue presentado ante un Tribunal Militar recordé de inmediato un comentario que publiqué en esta columna a finales de 2018 luego del asesinato del dirigente de Primero Justicia, Fernando Albán y que tenía que ver con la expresión “la banalidad del mal” que fue creada por la alemana, Hanna Arendt, cuando ella presenció los argumentos que esgrimían los nazis que fueron parte de los juicios de Núremberg. “La banalidad del mal” es una expresión que resume las explicaciones que daban los enjuiciados por sus crímenes contra la humanidad y que trataban de justificar amparándose en que estaban cumpliendo órdenes, aunque en el fondo sólo hacían lo que el régimen de Hitler justificaba como válido. Hoy ocurre lo mismo en Venezuela. Son demasiados los episodios de torturas y represión a la que ha sido sometida la población opositora, por funcionarios que asumen que ambos métodos crueles son necesarios para salvaguardar al régimen de Maduro. Al capitán de corbeta lo torturaron hasta causarle la muerte. A Fernando Alban lo ahogaron en una bañera cuando era sometido a tratos inhumanos en el SEBIN. Por el asesinato del concejal de PJ no hubo responsables, porque lo maquillaron como suicidio. Por el caso de Acosta Arévalo hay dos detenidos, pero los grandes culpables no están. Por ejemplo no hay señalamientos de la Fiscalía contra el director de la DGCIM, el mayor general Iván Hernández Dala. Y mucho menos habrá, por ahora, acusaciones contra quienes desde el oficialismo han implantado la tortura como método de castigo político. El brutal ataque policial ocurrido en el Táchira contra el joven, Rufo Chacón, es otro ejemplo más de cómo en Venezuela existe la “crueldad institucionalizada”. Esos policías se creyeron en ese momento con el poder de atacar con perdigones al rostro del muchacho, cuando éste era parte de una protesta por gas doméstico. Lamentablemente casos como estos que permiten entender cómo se instauró desde el Alto Gobierno la “crueldad institucionalizada” abundanen Venezuela. Cuando la tragedia venezolana abra paso a una nueva época de reconstrucción y prosperidad, seguramente habrá castigos contra los responsables y sus justificaciones estarán enmarcadas en la expresión “la banalidad del mal”. Esa “crueldad institucionalizada” debe ser borrada en la nueva Venezuela.

INTENTO DE GOLPE. O más bien montaje lo que el oficialismo ha intentado mostrar ante la opinión pública mundial. Es un show pésimo a través del cual han pretendido mostrar que un grupo de militares, en su mayoría retirado y ancianos, lideraban un intento de golpe y el asesinato de Maduro, Cilia y Diosdado. Pero lo peor son las torturas a las que están siendo sometidos los detenidos.

DOLARIZADO. Me llamó la atención que el terrible Alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, cuantificó en US$ 500 mil la inversión que supuestamente ha hecho para la recuperación de espacios públicos, cosa que pocos observan en una ciudad devastada por la crisis y el abandono de sus autoridades ¿Por qué no cuantificó lo gastado en bolívares? ¿Será que en medio de su profunda ignorancia Casanova entiende que todo en Venezuela se mide en la moneda norteamericana? Lo mejor que puede hacer este señor es refugiarse en el hotel Oceanía, que es su preferido, y alejarse de una población que sufre la tragedia.

CONZUPLAN (yII). Continuo exponiendo los detalles de las denuncias que he recibido sobre el irregular uso que Omar Prieto le ha dado a la Secretaría de Planificación y Estadística (antiguo Conzuplan) de la Gobernación del Zulia. En esta ocasión la explicación la divido en dos, porque cuando cerraba esta columna llegaron nuevos detalles: “Sorpresivamente nos enteramos que Omar Prieto había suprimido la dependencia mediante el decreto No. 503, publicado en la Gaceta Oficial No. 2.690, pasando el organismo a denominarse Dirección de Planificación y Estadística, según el decreto No. 504 de la misma publicación y quedó adscrita a la Secretaría de Administración y Finanzas. Adicionalmente jubiló a 19 personas, en su mayoría profesionales, pero sin respetar lo que establece la Ley del Estatuto de la Función Pública que obliga a reconocer 100% del salario en las jubilaciones. Con esa aberrante decisión el salario quincenal de un trabajador con más de 30 años de servicio apenas alcanza a los Bs.S 28.337,40, ingresos con los cuales nadie puede vivir. Además quedamos con la incertidumbre sobre cuántos años tendremos que esperar para cobrar nuestras prestaciones sociales”. Cuando cerraba esta columna recibo nuevos detalles: “Este 1ro de julio llegó la nueva línea para direccionar a la nueva figura que sustituye a la Secretaría de Planificación y Estadística. El anterior organismo funcionaba con cuatro direcciones, pero ahora desaparecen tres y sólo queda una. Sólo se mantiene la Dirección de Planificación. De 55 personas que conformaban la nómina, sólo quedaron 15, de los cuales apenas cuatro son técnicos y éstos supuestamente deberán asesorar a 120 organismos de la Gobernación. Funcionará al parecer en el primer piso del edificio Federal”. La misiva además agrega: “Todo indica que Omar Prieto no quiere rendir cuentas si tomamos en cuenta que no presentó el Plan de Desarrollo del estado Zulia (2018-2021) y tampoco entregó su informe de gestión”.

INFILTRACIÓN. Un amigo que integra el primer anillo de Manuel Rosales me aclaró que la supuesta traición de su gran socio, que ahora supuestamente financia a un sector de Voluntad Popular, es todo lo contrario: “Manuel lo que está es tratando de infiltrar a VP en el Zulia, con el fin de incidir en las decisiones que se toman en ese partido. Además necesita información de primera mano de lo que se habla y decide en el partido naranja. Rosales sabe que si aquí hay un cambio, VP tomará mucha fuerza y podría ser el principal partido de la oposición”. Si esto termina siendo verdad, el plan quedó al descubierto.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Davy Sari

Periodista residenciado en Maracaibo y Caracas.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux