Hugo “El Pollo” Carvajal será extraditado en pocas semanas a Estados Unidos

Hugo “El Pollo” Carvajal, el ex jefe de inteligencia del fallecido presidente Hugo Chávez arrestado en España, será extraditado en pocas semanas a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por narcotráfico, y las autoridades prevén que contará hasta los más oscuros secretos del chavismo a cambio de una sentencia reducida, dijeron fuentes cercanas a la situación.
Carvajal, quien encabezó por una década la temida Dirección de Contrainteligencia Militar, es considerado como una enciclopedia viviente de los negocios ilícitos del régimen de Nicolás Maduro, y su testimonio podría implicar directamente al propio gobernante, así como al número dos y número tres del régimen, Diosdado Cabello y Tarek El Aissami.

Lee también: FOTOS | El Psiquiátrico de Caracas aterra

“‘El Pollo no está peleando la extradición. El proceso ha transcurrido sin contratiempos en España, sin ningún retraso”, dijo una de las fuentes consultadas cercana a la solicitud presentada por Estados Unidos que habló bajo condición de anonimato.

Aún cuando el proceso se encuentra actualmente bajo las manos de un juez español, las autoridades estadounidenses esperan que sea enviado a Estados Unidos en cuestión de uno o dos meses, agregó la fuente.
El ex mayor general venezolano es acusado de narcotráfico en dos casos distintos llevados por separado por las fiscalías federales de Miami y del Sur de Nueva York.

Un ex alto funcionario de las agencias de seguridad de Estados Unidos dijo que Carvajal ya había hecho contacto con representantes de Washington y había comenzado a colaborar con los esfuerzos de la administración de Donald Trump por reemplazar a Maduro con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

“El ya estaba cooperando con los Estados Unidos y de hecho, cuando la cuestión ésta de Guaidó, él fue uno de los oficiales que empezaron a hablar con los otros generales para convencerles a que respalden al presidente interino”, dijo el ex funcionario, que también habló bajo condición de anonimato.
Lee también: Kimberly Breier: “Antes de las sanciones, Maduro lideraba Venezuela por un camino de destrucción”

“Lo que se buscaba era que se produjera un golpe de estado. Pero cuando se dio cuenta que no se pudo bregar de esa forma, y luego cuando la situación se calienta y vé que ya no iba a funcionar el plan, entonces él se va para España y ahí es donde lo arrestan”, agregó.
Carvajal fue detenido por las autoridades de Madrid en abril bajo pedido de las agencias estadounidenses.

Los expertos han descrito a Carvajal como el hombre que literalmente sabe demasiado y que de cooperar podría llegar a ser uno de los testigos más importantes en la historia criminal de Venezuela.

Como director de inteligencia militar, el ex hombre cercano de Chávez mantuvo espiados por más de una década a todos los integrantes del régimen, documentando sus actividades criminales en expedientes que luego podían ser usados contra ellos en caso de que intentaran ser desleales.

“Detuvieron [en España] al hombre que posee más información, recogida durante 12 años contiguos, de todas la actividades criminales del régimen de Chávez, armando la biblioteca criminal en Venezuela”, señaló en abril Martín Rodil, el asesor venezolano en materia de seguridad.
Lee también: Chevron reporta que no produjo crudo sintético en Venezuela en el 2do trimestre de 2019

“Construyó expedientes de inteligencia sobre todas las actividades criminales en las que se involucró el régimen desde la época de Chávez — ya sea narcotráfico, tráfico de armas, tráfico de humano, corrupción y lavado de dinero. Tiene los detalles de todos los actores y de todos los crímenes cometidos durante la era de Chávez y de Maduro”, dijo Rodil, un experto en las operaciones criminales del régimen bolivariano.

Esa base de datos construida por Carvajal es de particular interés para las agencias de seguridad estadounidenses.

En teoría, Carvajal podría suministrar toda la información necesaria para complementar los casos de narcotráfico, corrupción y lavado de dinero que se llevan en otras jurisdicciones, propinando un golpe a las maquinarias de poder de algunas de las máximas figuras del chavismo, incluyendo a Maduro y a su entorno, a la de el ex vicepresidente chavista El Aissami y el presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente, Cabello.
“Si decide cooperar, pasaría a ser la amenaza más grande que tendrían los funcionarios venezolanos que estuvieron involucrados en todos estos crímenes. No solamente porque es un testigo de primera mano, pero además posee las base de datos con la información documental contemporánea al momento en que se cometieron los crímenes”, explicó Rodil.

Expertos han señalado que Carvajal tiene grandes incentivos para colaborar con la justicia, dado que la diferencia entre enfrentar los cargos de narcotráfico con un acuerdo de cooperación o de hacerlo sin ese acuerdo podría llegar a ser entre la de pasar unos años en cautiverio y la de pasar el resto de sus días en la cárcel.

Carvajal había caído en la mira de la justicia estadounidense desde que las autoridades detectaron que él se había convertido en uno de los principales enlaces entre el gobierno de Chávez y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el 2008, Carvajal fue incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro por proteger envíos de droga de las FARC y por otorgar a los guerrilleros colombianos documentos de identificación venezolanos que les brindaban libre acceso de viajar por el país.

Posteriormente, el ex mayor general venezolano fue acusado de narcotráfico en dos juicios por separados.

Según la fiscalía de Nueva York, el ex jefe de inteligencia militar coordinó el envío de 5.6 toneladas de cocaína, encontradas en México dentro de un avión DC-9 que partió de Venezuela en el 2006, en un famoso caso que también vincula al conocido narcotraficante Walid Makled.

La Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida, por su parte, acusa al ex mayor general de asistir en las operaciones en Venezuela del cartel del Norte del Valle y, en particular al narcotraficante colombiano Wilber Alirio Varela Fajardo, también conocido como “Jabón”, antes de que éste apareciera muerto en la ciudad venezolana de Mérida en el 2008.

Con información de El Nuevo Herald

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux