Opinión: El Gobierno de los Pranes Por Luis Velazquez Alvaray

La delincuencia organizada que usurpa el gobierno en Venezuela, mantiene una estructura de crimen y terror para someter a una población inocente, víctima del hamponato estructurado en las más altas esferas. Allí hay de todo con respecto a los bajos fondos delincuenciales. Mientras los capos son solicitados ofreciéndose altas recompensas, sus lugartenientes actúan a sus anchas, incluso desde las cárceles, donde se han organizado bandas, en un llamado Ministerio para el servicio Penitenciario, que no es otra cosa que un antro dedicado a la organización criminal.

Muestra para un botón. En gaceta, órgano de publicación oficial tomado por los Rojos, se nombran bandidos para comandar bandidos, es decir, han creado un Viceministerio “para formación educativa y asuntos sociales” (Gaceta Oficial 26 de junio de 2017. Número 41180, Decreto 2945). Del Ministerio del Poder Popular para el servicio penitenciario. El Viceministerio es dirigido por William Peña, bajo las órdenes de Iris Varela y los jefes de los Ejércitos de ocupación cubanos y rusos.

Los Pranes son delincuentes, Jefe de las cárceles, ya penados y condenados definitivamente, que son llevados a campos de entrenamiento para instruirlos en la implementación de armamento y tiro de armas cortas y largas, sistemas de equipos artillados, comunicaciones, orden cerrado e Infiltración.

Los penados, mediante el cambio de identidad, son acreditados por DGCIM, cuyas credenciales utilizan para secuestrar, invadir viviendas y desempeñarse falsamente como funcionarios policiales de ese cuerpo torturador.

Estos grupos organizados de penados (pranes), ingresan a los denominados colectivos y se hacen llamar “brigadas de aniquilación”. Cometen crímenes de Iesa Humanidad.

Los fusiles “FAL”, de uso exclusivo de las FANB, son incorporados al parque de armas de las bandas del terror, comandadas por el ya mencionado vice ministro, que recibe órdenes directas de Varela, y son articulados por Néstor Reverol, quien determina los espacios geográficos donde actúan con total impunidad. Han conformado una infraestructura de transporte, donde se movilizan al ser requeridos por los personajes del gobierno.

La escuela del crimen ha estructurado una sección para formar francotiradores “dragunov”, por la marca de fusiles Rusos. Así los penados ya tienen post grado para cometer homicidios, secuestros, robo, extorsión y narcotráfico.

El Viceministro de alta peligrosidad, William Peña Terán, fundó uno de sus cuarteles en los Valles del Tuy, Charallave, Urbanización los samanes de Betania. Tiene las puertas abiertas en Miraflores, Fuerte Tiuna y en los órganos policiales de tortura, y además es hijo ilustre de la Ciudad de la Habana, donde viaja periódicamente a rendirle cuentas al ejército de ocupación.

Las violaciones de todo tipo que comete este régimen, solo tienen un remedio: fuerza militar internacional por la paz y la protección de 30 millones de inocentes.

Deja un comentario

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux